Los Estados han de adoptar un enfoque humano en la gestión de migrantes en la frontera turco-griega

4 Marzo 2020

Tras una nueva serie de enfrentamientos entre migrantes y la policía en la frontera entre Turquía y Grecia, la Organización Internacional para las Migraciones instó a todos los Estados a actuar con moderación y adoptar un enfoque "ecuánime y humano", ante los movimientos poblacionales en los cruces fronterizos entre la Unión Europea y el país otomano.

Según fuentes periodísticas las confrontaciones causaron este miércoles la muerte de una persona, por lo menos.

Durante los últimos cinco días, los equipos de la OIM y sus socios han asistido a más de 2000 migrantes, distribuido artículos de primera necesidad y ofrecido servicios de interpretación en colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Media Luna Roja turca, entre otros grupos.

Las primeras evaluaciones destacan la vulnerabilidad de muchos de esos migrantes, que poseen diversas nacionalidades, y la elevada proporción de mujeres, niños y familias. Los migrantes varados en la frontera terrestre entre Turquía y la Unión Europea y cerca del Mar Egeo carecen de alimentos, agua y otros bienes básicos y muchos duermen al aire libre en condiciones invernales adversas.

Apoyo a los Gobiernos

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se mostró dispuesta a apoyar a todos los Gobiernos interesados en cualquier medida que contribuya a lograr una gestión eficaz de la migración, que reduzca las vulnerabilidades y asegure satisfacer las necesidades inmediatas de los migrantes.

Del mismo modo, es consciente de que algunos países, entre ellos Turquía y Grecia, se ven sometidos a una gran presión debido a la migración y los desplazamientos irregulares y reconoce que es necesario redoblar los esfuerzos a la hora de compartir las responsabilidades relacionadas con la ayuda de emergencia y con las soluciones a largo plazo para los migrantes y refugiados.

Al mismo tiempo, precisa que deben respetarse las obligaciones jurídicas internacionales, especialmente con las personas que requieran protección internacional.

La OIM también exhortó a la comunidad internacional a mantener su apoyo a Grecia que, en representación de la Unión Europea, ha sufrido una presión considerable en los últimos años; y a Turquía, que acoge a millones de refugiados que buscan protección desde hace mucho tiempo tras huir del conflicto en Siria.

Recordó que la situación en la provincia siria de Idlib ha alcanzado niveles catastróficos y que el número de nuevos desplazados internos se acerca al millón, creando enormes necesidades humanitarias para la población civil en general.

A la vez, instó una vez más a todas las partes relacionadas con el conflicto en Siria a respetar el derecho internacional humanitario, proteger a la población civil y permitir que se preste ayuda humanitaria a la población.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

ACNUR pide calma ante el movimiento de refugiados en las fronteras de Turquía con la Unión Europea

El fin de semana, el Gobierno turco abrió sus fronteras para permitir el paso a Europa de los refugiados y solicitantes de asilo al considerar que la Unión Europea no ha cumplido con su promesa de ayudar al país en la asistencia a los 3,6 millones de refugiados sirios que acoge en su territorio. Grecia respondió el domingo desplegando fuerzas militares en la frontera.