Atravesamos uno de los momentos más alarmantes del conflicto en Siria

28 Febrero 2020

El Secretario General considera que los acontecimientos de las últimas 24 horas han llevado la situación a un punto en el que cada hora aumenta el riesgo de una mayor escalada y advierte que de no haber un alto el fuego inmediato, la situación puede quedar fuera de control.

“En los últimos días he alertado repetidamente del riesgo de una escalada grave de las hostilidades en el noroeste de Siria. Y me temo que con los sucesos de las últimas 24 horas, hemos llegado a ese punto”, dijo este viernes el Secretario General de las Naciones Unidas, refiriéndose a los bombardeos del ejército turco a objetivos militares sirios tras la muerte de 33 de sus soldados el jueves durante bombardeos de las fuerzas sirias en Idlib.

António Guterres se dirigió a la prensa en el edificio de la ONU en Nueva York para subrayar el presente como “uno de los momentos más alarmantes del conflicto en Siria”, que pronto entrará en su décimo año.

“Sin una acción urgente, el riesgo de una mayor escalada aumenta cada hora y, como siempre, los civiles pagan el precio más alto”, señaló, recordando que casi un millón de personas ha huido de sus hogares en los tres meses pasados.

 

Urge un alto el fuego antes de que la situación se salga completamente de control

Advirtió que el nudo que ahorca a los sirios sigue apretándose a medida que los frentes de batalla se aproximan a zonas densamente pobladas.

“La necesidad más apremiante es un alto el fuego inmediato antes de que la situación se salga completamente de control. En todos mis contactos con los involucrados he repetido un simple mensaje: aléjense de una mayor escalada”, declaró.

“No hay solución militar”

Guterres afirmó que una década de hostilidades sólo ha acarreado ruina y miseria. 

“No existe una solución militar. La única vía es un proceso político facilitado por la ONU que se ajuste a la resolución 2254 del Consejo de Seguridad”, puntualizó.

Dicha resolución llama a un alto el fuego en todo el territorio sirio.

“Ahora es el momento de darle una oportunidad a la diplomacia. Es esencia que cese el fuego”, reiteró.

Guterres instó también a proteger a la población civil, citando los bombardeos aéreos a escuelas e instalaciones médicas, así como a los campamentos y asentamientos de familias desplazadas que buscan ponerse a salvo del fuego.

Al responder a una pregunta de los periodistas, el titular de la ONU informó que ha mantenido un contacto muy cercano con las autoridades turcas y rusas para conminarlas a un alto el fuego y agregó que “aún no se llega a ese acuerdo”. 

“Espero que alcancemos ese punto pronto porque la situación puede salirse completamente de control”, insistió.

Asimismo, adelantó que la ONU prepara una misión humanitaria para viajar a Idlib, al noroeste de Siria, para saber con certidumbre lo que está ocurriendo en esa zona del país.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La escalada de enfrentamientos entre fuerzas sirias y turcas puede tener consecuencias impredecibles

“Es fundamental acabar con el círculo vicioso de la violencia y el sufrimiento en Siria”, apuntaba este viernes el Secretario General de las Naciones Unidas al referirse a los reiterados enfrentamientos en el noroeste del país entre las fuerzas del Gobierno turco y el sirio, apoyadas estas últimas por las fuerzas aéreas rusas.

La población civil de Idlib enfrenta “pesadillas diarias” de violencia y carestía

El coordinador regional adjunto de Asuntos Humanitarios para la crisis en Siria expresó este martes su máxima preocupación por la situación humanitaria en Idlib, al noroeste de Siria, donde más de tres millones de personas han sido víctimas de la violencia, la gran mayoría de ellos mujeres y niños.