El uso inapropiado de mascarillas contra el coronavirus agota las reservas

7 Febrero 2020

La Organización Mundial de la Salud asegura que la demanda entre el público de equipamiento que solo debería ser de uso médico está disparando los precios y comprometiendo los suministros. La prioridad es que las mascarillas, guantes y trajes de protección lleguen al personal que atiende a los enfermos, sobre todo en China, donde ya hay más de 30.000 contagios.

El director general de la Organización Mundial de la Salud ha informado de que "el mundo se enfrenta a una escasez crónica de equipos de protección personal", como mascarillas y guantes, contra el coronavirus de Wuhan.

El pánico desatado por la aparición de la enfermedad respiratoria en China y su propagación a otros 24 países, ha hecho que la demanda sea 100 veces mayor de lo normal y los precios, 20 veces más altos.

“Esta situación se ha exacerbado por el uso inapropiado generalizado de materiales de protección fuera del cuidado de las pacientes. Como resultado se han agotado las reservas y hay una lista de pedidos acumulados de cuatro a seis meses. Las reservas mundiales de mascarillas y respiradores son insuficientes para la demanda de la OMS y sus socios”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la rueda de prensa diaria para informar sobre la epidemia.

Las mascarillas quirurgicas no necesariamente protegen y pueden dar una falsa sensación de seguridad.

El jefe de la Organización explicó que la prioridad es que los equipos de protección lleguen a los trabajadores sanitarios, sobre todo en China.

La Organización se refiere a mascarillas auto filtrantes, que tienen distintos niveles de protección homologados, y que están recomendada para el personal sanitario que entre en contacto con pacientes infectados.

Suministros para usos médicos

Noticias ONU/Jing Zhang
Gente con mascarillas para protegerse del coronavirus espera en la zona de llegadas del aeropuerto internacional de Shenzhen Bao'an

 “Si vemos los mercados inundados con máscaras de tipo respirador y vemos que los doctores y enfermeros no lo tienen entonces tenemos un problema, señaló su responsable de emergencias, Michael Ryan.

"Esta tarde he hablado con los miembros de la red de abastecimiento para pandemias, que incluye a productores, distribuidores y proveedores logísticos, para garantizar que los equipamientos de protección lleguen a quienes los necesitan", dijo el especialista. “Agradecemos a las compañías que han decidido suministrar mascarillas solo a los profesionales médicos”, añadió.  

En segundo lugar, se dará prioridad a los que están enfermos o cuidando de un enfermo.

La OMS desaconseja acumular materiales de protección en países y zonas donde la transmisión es baja.

En cuanto a las mascarillas quirúrgicas que usa la gente, Ryan dijo “que no necesariamente te protegen y pueden dar una falsa sensación de seguridad”. Lo que sí evitan es que un enfermo transmita el virus. “Si la gente está tranquila y le permite ir a la tienda a comprar comida, no vamos a criticarlo”, matizó.

Más de 30.000 contagiados

La Organización ha actualizado las cifras de víctimas. En China, hay 31.211 casos confirmados en China y 637 muertes. En los últimos días ha habido menos contagios, pero hay que ser precavidos porque los números pueden volver a subir. Fuera de China, hay 270 casos confirmados en 24 países y un fallecido.

La experta en enfermedades infecciosas de la OMS, Maria Van Kekhove, dijo que los resultados del análisis de 17.000 casos revelan que el 82 % de los enfermos desarrollan síntomas leves. El 15 % llega a un estado "grave" y en torno al 2% fallece. La epidemióloga repitió que las personas mayores de 60 años y las que tengan problemas de salud previos son las que corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones o incluso morir.

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Sin adoptar medidas, el cáncer crecerá un 60% en los próximos veinte años

El mayor aumento se producirá de forma abrumadora en los países con medianos y bajos ingresos. Pero el cáncer no debería significar una sentencia de muerte. Invirtiendo en salud y siguiendo las recomendaciones de las agencias especializadas se podrían evitar siete millones de muertes por esta enfermedad.

¿Música en el teléfono móvil? Cuidado, peligro de sordera

Con el avance de la tecnología y los precios asequibles de los teléfonos inteligentes, la imagen de multitudes caminando por la calle, yendo en bicicleta o viajando en un transporte público mientras escuchan música con audífonos se ha convertido en parte del paisaje en muchos lugares del mundo. Se trata de una costumbre que puede hacer más amable las actividades cotidianas, pero que conlleva un grave riesgo: la pérdida del oído.