26 Diciembre 2019

Los primeros 20 años del siglo XXI están a punto de terminar y, mientras nos preparamos para entrar en la década de 2020, Noticias ONU revisa algunas de las grandes historias del mundo y de las Naciones Unidas ocurridas entre 2010 y 2019.

En esta primera parte del resumen de la década, que abarca el período comprendido entre 2010 y finales de 2013. Nos centramos en el devastador terremoto de Haití, el comienzo del conflicto sirio en curso, el trabajo inspirador de Malala Yousafzai a favor de la educación de las niñas y la creación de lo que ahora se ha convertido en "la misión de la ONU más peligrosa del mundo" en Mali.

2010: terremoto en Haití

ONU/Marco Domino
Ban Ki-moon visita las ruinas de la sede de la ONU en Puerto Principe, Haití después del terremoto en 2010.

La década comenzó con un inmenso desastre en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental. Un catastrófico terremoto de magnitud 7.0 azotó  a esa nación el 12 de enero, matando a cientos de miles de personas (220.000 según cifras del gobierno haitiano) y causando graves daños a la infraestructura.

Una semana después de la tragedia, el Consejo de Seguridad autorizó un aumento de 3500 efectivos de mantenimiento de la paz para Haití, que se sumaron a los 9000 que ya estaban en el país para reforzar a la Misión de la ONU y ayudar con los esfuerzos de recuperación, reconstrucción y estabilidad. Como enviado especial de la ONU para Haití, el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, estuvo estrechamente involucrado con estos trabajos.

La Misión de la ONU en Haití, MINUSTAH, no escapó a los efectos del terremoto: el Hotel Christopher, que albergaba su sede, colapsó y murieron 102 miembros del personal de la ONU, incluido el representante especial del Secretario General en Haití, Hédi Annabi, su segundo Luiz Carlos da Costa, y el comisionado de policía interino, Doug Coates de la Policía de Canadá.

Unos 132 trabajadores de la ONU fueron rescatados por equipos internacionales, quienes lograron sobrevivir, a pesar de pasar cinco días atrapados bajo los escombros del edificio.

Más historias de 2010 relacionadas con la ONU aquí.

2011: comienza el conflicto de Siria

UNICEF / Aaref Watad
Unas 400 familias se han asentado en un campamento improvisado en Idlib, Siria, tras huir de la violencia en septiembre de 2018

En abril de 2011, el entonces Secretario General, Ban Ki-moon, telefoneó al presidente sirio Bashar Al-Assad para decirle que estaba "muy perturbado" por los informes de violencia represiva en el país, luego de manifestaciones que formaban parte de una iniciativa más amplia: el movimiento democrático en el norte de África y Medio Oriente conocido como la Primavera Árabe, que condujo a la caída de gobiernos de larga data en Túnez y Egipto,.

Ninguno de ellos podría haber sabido que, ocho años después, el conflicto seguiría en curso, y habría provocado una gran crisis de refugiados, cientos de miles de muertes de civiles y un gran desastre humanitario. Más de 5,6 millones de personas han huido de Siria desde 2011 y se cree que unos 6,6 millones están desplazados dentro del país, según la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR.

Actualmente la lucha está lejos de terminar, pero la ONU ha estado trabajando arduamente desde 2011 para encontrar una solución política al complejo conflicto. En 2019, a través de una negociación mediada por la ONU se logró reunir a 150 representantes del Gobierno, la oposición y la sociedad civil, para las primeras conversaciones cara a cara en cinco años que definirán el futuro de la constitución del país.

Sin hacer ninguna promesa de que ese diálogo terminará con el sufrimiento del pueblo sirio, el enviado de la ONU al país, Geir Pedersen, dijo en noviembre al Consejo de Seguridad que podría ser una "puerta de entrada" para finalmente proporcionar una solución al conflicto brutal que sufre Siria.

2012: Malala se convierte en "la adolescente más famosa del mundo"

ONU/Evan Schneider Edit
La vicesecretaria General de la ONU Amina Mohammed se encuentra con Malala Yousafzai.

Desde temprana edad, la estudiante paquistaní Malala Yousafzai era conocida por hablar a favor de la educación de las niñas y destacar las atrocidades de los talibanes.

Nació y creció en el volátil Valle de Swat, en el noroeste del país, y se destacó en 2010, cuando apareció en un documental del New York Times sobre su vida, escrito cuando el ejército pakistaní entró en la región y se enfrentó con combatientes talibanes.

En octubre de 2012, mientras tomaba el autobús a casa desde la escuela, un pistolero talibán disparó a Malala y a otras dos niñas: una bala la golpeó en la cabeza, pero afortunadamente sobrevivió y se recuperó.

El ataque hizo eco en todo el mundo y fue ampliamente condenado. En el Día de los Derechos Humanos ese año la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) realizó un homenaje especial a Malala en su sede en París, impulsando la acción para garantizar el derecho de todas las niñas a ir a la escuela y promover su educación como una prioridad urgente.

El activismo y el perfil de Malala solo han crecido desde el intento de asesinato. Yousafzai ganó varios premios de alto perfil, incluido el Premio Nobel de la Paz 2014 (compartido con el activista social indio Kailash Satyarthi), y se convirtió en Mensajera de la Paz de la ONU en 2017, con un enfoque especial en la educación de las niñas.

Más historias de 2012 relacionadas con la ONU aquí.

2013: Se establece Misión de la ONU para proteger a los civiles en Mali

Se le ha llamado la 'misión más peligrosa' de la ONU,. Las fuerzas de paz han sufrido bajas severas y regulares por las actividades de los grupos armados en el norte del país, mientras intentan proteger a los civiles de la inestabilidad, que incluye enfrentamientos interétnicos mortales.

La MINUSMA, la Misión de la ONU en Mali, se estableció en abril de 2013, cuando el Consejo de Seguridad votó para aprobar una operación de 12.600 efectivos autorizada "a utilizar todos los medios necesarios" para estabilizar el país; proteger a la población local, así como al personal de la ONU y los artefactos culturales; y asegurar el flujo de ayuda humanitaria a quienes la necesitan.

La creación de la Misión se produjo a raíz de los combates que estallaron en enero de 2012 entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes tuareg, lo que dio pie a la ocupación del norte de Malí por parte de islamistas radicales.

Poco después de la aprobación de la resolución que aprueba el despliegue, el entonces subsecretario general de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Hervé Ladsous, dijo a los periodistas en Nueva York que la Misión ayudaría a las autoridades malienses en el camino hacia el "orden constitucional, la gobernanza democrática y la unidad nacional".

A pesar de la presencia de MINUSMA, la situación en el país es extremadamente difícil para los cascos azules en Mali. Recientemente, un experto de la ONU en derechos humanos describió la situación de seguridad como "crítica", con incidentes de violencia comunitaria y ataques mortales de grupos armados sin precedentes.

Más historias relacionadas con la ONU de 2013 aquí.

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

El resumen de la década de Noticias ONU: Parte 3

La parte final de nuestra mirada hacia atrás en la última década incluye el lanzamiento de la Misión de la ONU en Colombia después de un histórico acuerdo de paz; el final exitoso del mandato de la Misión de la ONU en Liberia; y un nuevo impulso en la lucha contra la crisis climática, a pesar de la decepción por la conferencia climática COP25 en Madrid.

El resumen de la década de Noticias ONU: Parte 2

En la segunda entrega de una serie de tres partes que repasa algunas de las principales historias relacionadas con la ONU de la última década, tomamos los años 2014 a 2016, que vieron el peor brote de ébola jamás registrado; así como una nueva esperanza de que la crisis climática pueda ser abordada por los líderes mundiales a través del histórico acuerdo climático de París; y el lanzamiento de la Agenda 2030 de la ONU: un plan de acción para las personas, el planeta y la prosperidad.