Asesinan a cuatro trabajadores que luchaban contra el ébola en RD Congo

28 Noviembre 2019

Dos ataques perpetrados por grupos armados en el este de la República Democrática del Congo dejaron varios heridos y han hecho retroceder los esfuerzos de la lucha contra el ébola que ya ha cobrado la vida de más de 2000 personas en ese país.

Cuatro trabajadores humanitarios que luchaban contra el ébola en el este de la República Democrática del Congo fueron asesinados por grupos armados y cinco más resultaron heridos la noche del miércoles, informó la Organización Mundial de la Salud.

Dos ataques ocurrieron en un campamento de vivienda compartida en Biakato Mines y en una oficina de coordinación de respuesta al ébola en Mangina.

"Estamos desconsolados porque las personas murieron en el cumplimiento de su deber mientras trabajaban para salvar a otros. El mundo ha perdido valientes profesionales", afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Entre los fallecidos hay un miembro de un equipo de vacunación, dos conductores y un oficial de policía. Aunque no hay personal de la OMS entre los muertos, si hubo un herido. La mayoría de las víctimas eran trabajadores del Ministerio de Salud.

UNICEF/Tremeau
Trabajadores de salud visitan a una madre y su hija en el centro de tratamiento de ébola en Butembo, República Democrática del Congo.

"Mi corazón está con la familia y los amigos de las víctimas en estos ataques. Estamos haciendo todo lo posible para resguardar a los trabajadores lesionados en las áreas afectadas. Estos constantes ataques deben detenerse. Continuaremos trabajando con el Gobierno, los socios y la misión de la ONU en el país para garantizar la seguridad de nuestro personal y otros trabajadores de la salud ", dijo el Dr. Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África

En la última semana, se presentaron 7 casos de Ébola, frente a un pico de más de 120 por semana en abril de 2019.

“El ébola estaba retrocediendo, pero estos ataques le darán fuerza nuevamente, y más personas morirán como consecuencia. Será trágico ver más sufrimiento innecesario en comunidades que ya han sufrido tanto. Hacemos un llamado a todos los que tienen un papel que desempeñar para poner fin a este ciclo de violencia", dijo el Dr. Tedros.

Banco Mundial/Vincent Tremeau
Trabajadores sanitarios tratan a un posible paciente de Ébola.

Cientos de ataques contra trabajadores de salud y comunidades.

Los ataques a trabajadores de la salud, centros de tratamiento y comunidades han sido una característica frecuente de este último brote de ébola en las provincias de Ituri y Kivu del Norte que comenzó en agosto de 2018 y que es el segundo más grande registrado.

Los habitantes del este de la República Democrática del Congo continúan siendo blanco de ataques por grupos armados, con al menos 19 personas asesinadas el miércoles pasado por las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en una aldea en Oicha, cerca de Beni.

En su última actualización sobre el brote, el Ministerio de Salud del país señaló la "interrupción de las actividades (de salud) en los sectores de Beni y Butembo, luego de manifestaciones populares sobre el asesinato de civiles".

El martes, el personal fue reubicado temporalmente de Beni, dijo la OMS en su último informe de situación, "aunque la mayoría permanece en su lugar para continuar respondiendo".

A principios de este mes en la ciudad de Lwemba, provincia de Ituri, los atacantes mataron a un trabajador de salud comunitario de respuesta al ébola y dejaron a su esposa gravemente herida antes de quemar su casa. La víctima también era reportera de una estación de radio comunitaria, ayudando a crear conciencia sobre el ébola.

Desde principios de año, la OMS ha documentado más de 300 ataques que han causado seis muertes y 70 lesiones a trabajadores de la salud y pacientes.

Multitud de grupos armados

La inseguridad se atribuye a la multitud de grupos armados en el este del país, que se estima en alrededor de cien, y la OMS advirtió que ha complicado significativamente el trabajo de las autoridades y los socios que intentan erradicar la enfermedad al rastrear y vacunar a los que ingresaron.

Según las autoridades de la República Democrática del Congo, 2198 personas han muerto a causa de la epidemia de ébola hasta la fecha de más de 3300 casos confirmados, mientras que más de 1000 se han recuperado.

Se trata del décimo brote de ébola en el país, y la transmisión aún se produce en las zonas de salud de Mandima, Mabalako, Oicha y Beni.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.