La falta de consentimiento debe ser el estándar global para definir el delito de violación sexual

25 Noviembre 2019

Un grupo de expertos independientes de la ONU asegura que los sistemas de justicia penal que definen la violación basada en el uso de la fuerza a menudo requieren evidencia de que el perpetrador usó la coerción y la víctima no pudo defenderse. Esto obliga a la mujer a demostrar que se resistió al abuso, y si no puede hacerlo, el violador sale libre mientras la víctima queda estigmatizada.

La violación es uno de los delitos menos denunciados y aun cuando se denuncia, rara vez se procesa debido a una serie de factores, incluidos los estereotipos basados en el género, así como a los sistemas de justicia penal, que definen la violación basada en el uso de la fuerza, asegura un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos.

“Estos factores contribuyen a la tolerancia inaceptable de la violación, incluso dentro de los sistemas de justicia penal, lo que a menudo resulta en impunidad para los perpetradores. Además, las definiciones de violación basadas en la fuerza requieren evidencia de que el perpetrador usó la coerción y que la víctima no pudo defenderse. Como tal, la mujer debe demostrar que se resistió. Si no puede hacerlo, el culpable saldrá libre mientras la víctima queda estigmatizada”, expresaron en un comunicado varios relatores especiales y miembros de grupos de trabajo y comités del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Según los expertos, la persistencia de violaciones y violencia sexual generalizada y sistemática contra mujeres y niñas, incluso en Estados que han proclamado tolerancia contra este delito, demuestra que este flagelo está profundamente arraigado en nuestras sociedades “predominantemente patriarcales".

 “El poder y el control continúan creando un ambiente social mediante el cual se normaliza dicha violencia, y los estereotipos basados en el género sobre el papel de las mujeres en la sociedad las socavan y devalúan”, dijeron.

Las mujeres ya no pueden ser silenciadas

Los expertos aseguraron que, en los últimos años, a través de campañas como #MeToo, #TimesUp, #Niunamenos, #NotOneMore y otras, las voces de las sobrevivientes de violación, tanto en tiempos de guerra como en la paz, han puesto el foco en este tema y han generado un progreso que ya no puede ser silenciado o ignorado.

“Al mirar hacia el futuro, y para abordar el impacto escalofriante que la violación y la violencia sexual tienen sobre los derechos humanos de las mujeres, los Estados deben tomar medidas urgentes, pero también los actores no estatales, así como organizaciones internacionales y mecanismos de monitoreo independientes y organizaciones de la sociedad civil”, expresaron.

Agregaron que, en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, las Naciones Unidas y los expertos regionales en violencia contra las mujeres y los derechos de las mujeres exhortan a todos los Estados a cerrar la brecha entre las leyes internacionales y nacionales sobre violación y violencia sexual.

"Debemos luchar para prevenir y combatir la violación y la violencia sexual, para desafiar los estereotipos de género y las actitudes y comportamientos negativos que subyacen y perpetúan dicha violencia, y para apoyar y proporcionar reparación a las mujeres que están dispuestas a hablar", concluyeron.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android