Alarma a Uruguay el avance de ideologías extremas en América Latina

30 Septiembre 2019

El ministro del Exterior subrayó el compromiso de Uruguay con el multilateralismo global y manifestó preocupación por el terreno que han ganado las ideas extremistas, incluso entre algunos Gobiernos latinoamericanos. También rechazó la intervención extranjera que busca justificarse como defensa de la democracia.

“En América Latina nos genera profunda alarma el avance de ideologías extremas que intentan aplicar por la fuerza sus propias recetas a otros países, violentando sin pudor la institucionalidad de los organismos regionales y generando situaciones de crisis y violencia como excusa para imponer sus doctrinas por la vía armada y expoliar, en su propio beneficio, a los pueblos latinoamericanos”, enfatizó este lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay.

Rodolfo Nin Novoa agregó que más preocupante todavía es “que algunos gobiernos de la región abracen esas mismas ideologías y procedimientos, de cuya utilización sufrimos aún el amargo recuerdo y no pocas consecuencias”.

Durante su intervención en la última jornada del segmento de alto nivel del debate de la Asamblea General, el canciller uruguayo afirmó que su país aboga por el multilateralismo y se pronunció por impulsarlo para alcanzar la erradicación de la pobreza, la calidad de la educación, la acción contra el cambio climático y la inclusión.

“Uruguay tiene una larga tradición en la defensa del multilateralismo, de la democracia, la autodeterminación y la protección y promoción de los derechos humanos”, dijo.

No a la injerencia extranjera

Nin Novoa señaló que no se puede tolerar la intervención extranjera bajo el pretexto de defender la democracia mientras se aterroriza a los pueblos con la amenaza de una invasión “presuntamente liberadora” y se les asfixia con sanciones económicas que los sumergen más y más en la pobreza, como sucede actualmente con Venezuela.

El diplomático aseveró que sólo el diálogo y el entendimiento entre las partes permitirá una salida pacífica a la crisis en ese país sudamericano.

“Hoy venimos aquí a fortalecer nuestro compromiso de seguir bregando por soluciones fundamentadas en el diálogo, la paz, la democracia y la plena vigencia de los derechos humanos a la hora de encauzar los conflictos que se generen en los países de la región”, apuntó.

Uruguay también dejó clara su condena enérgica al “salvaje e ilegal bloqueo comercial y financiero” contra Cuba, añadiendo que esas sanciones ilícitas han empobrecido a los cubanos, quienes ven su futuro hipotecado.

Pobreza y multilateralismo

Por otra parte, Nin Novoa identificó a la pobreza como el mayor flagelo de la humanidad y el mayor enemigo de la paz, y llamó a enfocar los esfuerzos globales de desarrollo en su combate y eliminación.

En este renglón citó los estudios que muestran que la pobreza tiene un carácter multidimensional y que, consecuentemente, debe atacarse con políticas integrables y sostenibles.

El ministro recordó que la pobreza es un problema que aqueja a todas las sociedades del mundo e insistió en la necesidad de apoyarse en esfuerzos multilaterales de los Estados para ponerle fin.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.