Un puñado de multimillonarios define el destino del mundo, denuncia Evo Morales

24 Septiembre 2019

La concentración de la riqueza mundial en unas cuantas manos es insultante, inmoral e inaceptable, dice el presidente de Bolivia, quien considera que el problema de fondo de la inequidad y la pobreza es el sistema capitalista. Evo Morales advierte que el actual modelo económico pretende mercantilizar todo para acumular más capital y afirma que este panorama hace a las Naciones Unidas más relevantes que nunca para consolidar un mundo multipolar con reglas comunes.

"El mundo está siendo controlado por una oligarquía global. Sólo un puñado de multimillonarios define el destino político y económico de la humanidad. Veintiséis personas tienen la misma riqueza que 3800 millones de personas, eso es un insulto, es inmoral y es inadmisible”, dijo el presidente de Bolivia durante el debate de alto nivel de la Asamblea General.

Evo Morales afirmó que la razón de fondo de tan pronunciadas desigualdades es el modelo de producción y consumo, la propiedad de los recursos naturales y la distribución inequitativa de la riqueza. “Digámoslo con mucha claridad: la raíz del problema está en el sistema capitalista”, fustigó.

El mandatario declaró que el sistema financiero es antidemocrático e inestable y que privilegia prácticas como el secreto bancario y la evasión en paraísos fiscales, que someten a los países débiles a aceptar condiciones que perpetúan su dependencia.

Denunció también a las empresas transnacionales que controlan los alimentos, el agua, los recursos no renovables, la tecnología y los datos personales de la gente. “Se pretende mercantilizar todo para acumular más capital”, una situación que genera crisis, alertó.

 

Problemas globales 

Morales advirtió que la pobreza, la crisis migratoria, las enfermedades epidémicas y el desempleo son problemas mundiales que requieren cooperación y acciones concertadas para su solución.

En este sentido, sostuvo que las Naciones Unidas son más relevantes e importantes que nunca porque los esfuerzos individuales nunca serán suficientes. “Sólo la acción mancomunada y la unidad nos darán una oportunidad para superarlos.”

 Llamó a consolidar un mundo multipolar con reglas comunes que defienda el multilateralismo y los principios de la Carta de la ONU y del derecho internacional.

Incendios

Tras hablar de los efectos que ya son visibles del cambio climático, recordó que el fenómeno condenará a millones de personas a la pobreza, el hambre, los desplazamientos y el conflicto.

Señaló que los eventos climáticos exacerbados son cada vez más frecuentes y dan lugar a desastres como los incendios ocurridos recientemente en la Amazonía, que perjudican la biodiversidad y agotan los recursos del planeta.

“En las últimas semanas, en Bolivia también se han generado focos de calor. Los hemos combatido y estamos combatiendo haciendo uso de nuestros recursos financieros, técnicos y humanos”, informó y agradeció el apoyo internacional para apagar los incendios y emprender programas para contrarrestar sus consecuencias.

Escucha y descarga el discurso completo

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Bachelet urge a las autoridades en Bolivia a asegurar la integridad de las personas que protestan

La responable de la Oficina de Derechos Humanos dijo que al menos 17 personas habrían fallecido en las manifestaciones que tienen lugar en el país sudamericano y advirtió que la represión puede recrudecer la situación. “Mientras que las primeras muertes se produjeron como resultado de enfrentamientos violentos entre manifestantes rivales, las más recientes parecen derivar de un uso innecesario o desproporcionado de la fuerza por parte de personal policial o militar”, apuntó.

La ONU condena los “atroces crímenes” en Bolivia

Las protestas sociales que vive el país andino después de las elecciones han causado tres muertos y centenares de heridos. El Sistema de Naciones Unidas en el país asegura que “nada justifica el enfrentamiento” entre bolivianos y pide diálogo para recuperar la paz.