Con cada lengua que desaparece, el mundo pierde un acervo de saber tradicional, dice Guterres

9 Agosto 2019

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Secretario General subrayó la urgencia de conservar, revitalizar y promover las lenguas originarias, recordando que casi la mitad de esos idiomas corre el riesgo de desaparecer. “La ONU está dispuesta a apoyar todas las iniciativas encaminadas a hacer realidad los derechos y las aspiraciones de los pueblos indígenas”, dijo en su mensaje.

“Las lenguas son el vehículo que utilizamos para comunicarnos y están íntimamente ligadas a nuestra cultura, nuestra historia y nuestra identidad. Casi la mitad de las 6.700 lenguas que se calcula que hay en el mundo, en su mayoría lenguas indígenas, están en peligro de desaparecer. Con cada lengua que desaparece, el mundo pierde un acervo de saber tradicional”, apuntó este viernes el Secretario General de la ONU.

Con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, António Guterres recordó en un mensaje que actualmente hay 370 millones de personas indígenas en el mundo y que gran parte de ellas “todavía carecen de derechos básicos, y la discriminación y la exclusión sistemáticas siguen amenazando su modo de vida, su cultura e identidad”.

Eso, agregó “contradice el propósito de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que prometen no dejar a nadie atrás”.

En este sentido, Guterres aseguró que “las Naciones Unidas están dispuestas a apoyar todas las iniciativas encaminadas a hacer realidad los derechos y las aspiraciones de los pueblos indígenas”, y exhortó a los Estados miembros a comprometerse con esas comunidades implementando políticas inclusivas y equitativas que impulsen su desarrollo.

Celebración de la jornada

Este año, la jornada anual celebrada cada 9 de agosto desde 1995 por mandato de la Asamblea General, se dedicó a los idiomas originarios por ser 2019 el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Para conmemorar la efeméride, la ONU realizó en su sede de Nueva York una ceremonia liderada por el jefe de la nación Mohawk de Estados Unidos, Howard Thompson, quien hizo los honores a la Madre Tierra.

El evento contó con la presencia de la vicesecretaria general, quien destacó el papel clave de la educación para que los pueblos indígenas disfruten y preserven su cultura e identidad.

“La educación intercultural y multilingüe es necesaria para evitar pérdidas irreparables. No ofrecer esta posibilidad coloca a los pueblos indígenas en una situación de desventaja y amenaza su supervivencia”, advirtió Amina Mohammed.

La alta funcionaria aseveró que se debe hacer más para permitir que los pueblos indígenas florezcan y para que con ello, la humanidad entera se beneficie con la riqueza de conocimientos que atesoran esas culturas y que forman parte de la diversidad del mundo.

“En este Día Internacional, reafirmemos el compromiso de trabajar juntos para hacer realidad los derechos de los pueblos indígenas”, puntualizó Mohammed.

Conocimientos milenarios

La presidenta de la Asamblea General, por su parte, se refirió a los pueblos indígenas como los depositarios de sistemas milenarios de conocimientos en los que las lenguas son fundamentales.

María Fernanda Espinosa envió al evento un videomensaje en el que afirmó que más que un medio para comunicarse, los idiomas originarios transmiten maneras únicas de ver y entender el mundo. “Son símbolos de identidad y pertenencia; son vehículos de la cultura que conectan a los pueblos indígenas con la naturaleza.”

Advirtió que estas lenguas son vulnerables y que muchas están en alto riesgo de extinguirse, mientras que otras se han perdido para siempre llevándose con ellas la sabiduría de los pueblos que las hablaban.

Espinosa dijo que las lenguas indígenas son un legado invaluable de conocimientos ancestrales en campos como la medicina o la astronomía que serían muy útiles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ello, añadió, debemos defender el derecho de los pueblos indígenas a hablar sus idiomas y respetar sus formas de vida.

Diversidad cultural y biológica

Los indígenas constituyen una parte relativamente pequeña de la población mundial; sin embargo, representan la mayor diversidad cultural y lingüística del planeta y sus territorios contienen la reserva más grande de biodiversidad.

Cristiana Pasca Palmer resaltó esta contraposición y sostuvo que este Día Internacional destaca la contribución de los pueblos indígenas al mantenimiento de la biodiversidad.

 La secretaria de la Convención sobre la Diversidad Biológica consideró que durante milenios, los pueblos originarios han sido los guardianes de la biodiversidad e incluso la han propiciado con sus prácticas tradicionales.

Pasca Palmer alertó sobre la amenaza que se cierne sobre las comunidades humanas y los ecosistemas y afirmó que la pérdida de las lenguas, las tradiciones y los pueblos indígenas está íntimamente ligada a la pérdida de biodiversidad.

“Comprometámonos a revitalizar las lenguas indígenas como uno de los colores más brillantes del mosaico que es la vida”, apuntó, insistiendo en que la relación entre las diversidad cultural y la biológica es el camino para que la humanidad viva en armonía con la naturaleza.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Alfonso Cuarón: La relación entre clase social y bagaje étnico es la misma en todo el mundo

El éxito de la película Roma se debe, en parte, a que aborda cuestiones que nos atañen a todos, tanto a nivel social como personal. Roma expone, entre otras cosas, la discriminación racial y de clase que existe en México y que se acentúa contra los indígenas. La acogida que la película ha tenido a nivel internacional sugiere que los problemas que toca no son exclusivos de un país, sino que son generalizados.

Recuperar y fortalecer las lenguas indígenas es una necesidad apremiante para el futuro de la humanidad

La Asamblea General de la ONU afirmó que la protección de las lenguas indígenas implica preservar y promover la cultura de respeto al medio ambiente de los pueblos que las hablan, una condición indispensable para el desarrollo sostenible. En el lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, Ecuador propuso extender la iniciativa a una década, para garantizar la supervivencia de los idiomas amenazados.