Declaran la epidemia de ébola en África una emergencia sanitaria de preocupación internacional

17 Julio 2019

Expertos del Comité Internacional de Emergencias advierten que aunque se declare la emergencia los países no deben imponer restricciones comerciales o de viaje, sino movilizar recursos para ayudar a quienes más lo necesitan.

El director general de la Organización Mundial de la Salud declaró este miércoles el brote de la enfermedad del virus del Ébola en la República Democrática del Congo como una emergencia de salud pública de interés internacional.

“Es hora de que el mundo tome nota y redoble los esfuerzos. Necesitamos trabajar juntos en solidaridad para poner fin a este brote y construir un mejor sistema de salud. Se ha realizado un trabajo extraordinario durante casi un año en las circunstancias más difíciles”, aseguró Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La declaración fue el resultado de una reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional. El Comité citó los últimos avances en el brote al hacer su recomendación, incluido el primer caso confirmado en Goma, una ciudad de casi dos millones de habitantes en la frontera con Rwanda, y la puerta de entrada al resto de la República Democrática del Congo y el mundo.

Se trató de la cuarta reunión del Comité de Emergencia desde que se declaró el brote el 1 de agosto de 2018. Los expertos expresaron su decepción por los retrasos en la financiación que han limitado la respuesta.

OMS / Matt Taylor
Vigilancia contra el virus del ébola en la frontera entre RD Congo y Uganda.

Emergencia no significa cerrar las fronteras

El Comité recalcó la necesidad de proteger los medios de vida de las personas más afectadas por el brote manteniendo abiertas las rutas de transporte y las fronteras. “Es esencial evitar las consecuencias económicas punitivas de los viajes y las restricciones comerciales en las comunidades afectadas”, dijeron los expertos.

Es esencial evitar las consecuencias económicas punitivas de los viajes y las restricciones comerciales.

“Es importante que el mundo siga estas recomendaciones. Es crucial que los Estados no utilicen la declaración de emergencia como excusa para imponer restricciones comerciales o de viaje, lo que tendría un impacto negativo en la respuesta y en las vidas y los medios de vida de las personas en la región", alertó Robert Steffen, presidente del Comité.

La epidemia ha sido clasificada como una emergencia de nivel 3, la más grave en la escala de la OMS, por lo que la Organización ha convocado su mayor nivel de movilización. La ONU también ha reconocido la gravedad de la emergencia al activar el sistema humanitario para apoyar la respuesta.

“Se trata de madres, padres e hijos, con demasiada frecuencia las familias vulnerables son afectadas. En el corazón de esto están las comunidades y las tragedias individuales. La declaración no debe utilizarse para estigmatizar o penalizar a las personas que más necesitan nuestra ayuda", dijo el Dr. Tedros.

Una Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional se define como "un evento extraordinario que se determina que constituye un riesgo de salud pública para otros Estados a través de la propagación internacional de enfermedades y que posiblemente requiera una respuesta internacional coordinada".

Esta definición implica una situación que:

  • es grave, repentina, inusual o inesperada;
  • conlleva implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del estado afectado;
  • puede requerir una acción internacional inmediata.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

La inseguridad y el ébola, dos virus que matan en la República Democrática del Congo

Dos dependencias de la ONU se han unido para responder al brote de ébola que ha causado ya más de 190 muertes e infectado a más de 300 personas en el país africano. La estrategia conjunta incluye limitar a los grupos armados en la provincia de Kivu del Norte y hasta el momento ha tenido un efecto positivo.

La inseguridad en la República Democrática del Congo obstruye la contención del ébola

Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobaron por unanimidad una resolución en la que manifiestan su preocupación por la situación humanitaria y de seguridad en las zonas afectadas por el brote de ébola en la República Democrática del Congo.