Piden una reunión urgente de Estados ante el número de desplazados en Centroamérica

12 Junio 2019

Más de medio millón de personas han huido de sus casas en Centroamérica en lo que va de año y este masivo desplazamiento, provocado por la violencia pandillera y la crisis política y social en Nicaragua, está reduciendo la capacidad de asilo en toda la región, poniendo en riesgo a un número cada vez mayor de individuos y familias, y creando situaciones que ningún país puede abordar por sí solo.

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha hecho este miércoles un llamamiento para la celebración de “una reunión urgente” de Estados y preparar una actuación coordinada que aborde el creciente desplazamiento en Centroamérica de una manera efectiva y sostenible.

Según indicó en un comunicado, esa actuación coordinada debe dar prioridad a la protección de la vida de quienes huyen y a una mejor administración de las fronteras.

De acuerdo con esta Agencia, el desplazamiento forzado de América Central está reduciendo la capacidad de asilo en toda la región, poniendo en riesgo el creciente número de individuos y familias y creando situaciones que ningún país puede abordar por sí solo.

La violencia y la persecución por parte de pandillas influyentes en partes de América Central, junto con una crisis social y política en Nicaragua, están llevando a un creciente número de personas a través de las fronteras en busca de un refugio seguro.

Más de medio millón de desplazados

En lo que va del año, 593.507 solicitantes de asilo y migrantes han llegado a la frontera sur de los Estados Unidos desde México. Mientras tanto, México ha reportado un aumento del 196 por ciento en las solicitudes de asilo.

“En base a las buenas prácticas ya existentes, un enfoque regional debe incluir una mayor capacidad de recepción y de  infraestructuras de asilo, el apoyo colectivo para los programas de integración local, la ampliación del reasentamiento dentro y fuera de la región y los acuerdos para el retorno seguro y digno de las personas que no necesitan protección internacional”, asegura ACNUR.

También son necesarias medidas regionales coordinadas para abordar los fenómenos de desplazamiento interno antes de que se conviertan en flujos de refugiados, incluidas las iniciativas de desarrollo firmes que aborden los factores subyacentes de la violencia y el desplazamiento.

En este sentido, el ACNUR apoya el Plan de Desarrollo Integral entre México y los países del norte de América Central, que se está negociando actualmente.

Soluciones integrales

“En reconocimiento de este creciente fenómeno de desplazamiento forzado, ACNUR ha desarrollado nuevos enfoques para la situación de los refugiados centroamericanos y continuará apoyando a los Gobiernos de la región para que ofrezcan soluciones integrales que estén a la altura del desafío, que sean seguras, eficientes y humanas y que promuevan la responsabilidad compartida”, añade el comunicado.

Las conversaciones regionales urgentes, basadas en la cooperación existente, podrían ayudar a impulsar las soluciones fundamentales que se necesitan.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

“No migramos de Honduras para tener una vida mejor, migramos para sobrevivir”

La directora de UNICEF ha visitado Honduras, un país donde cada día muere un niño menor de 18 años de forma violenta. “Para un país que no está en guerra, esta cifra es abrumadora”, ha dicho Henrietta Fore. Durante su visita ha podido escuchar testimonios de primera mano. Más de medio millón de niños no van a la escuela secundaria.

Pacto Mundial sobre Refugiados: ¿Es diferente al de migración y cómo puede ayudar?

Los términos "refugiado" y "migrante" se han usado indistintamente para describir a los millones de personas que huyen de los conflictos o que buscan una vida mejor.  La ONU está estableciendo pactos mundiales para proteger mejor sus derechos, pero es crítico entender la diferencia entre migrantes y refugiados.