Odio en redes sociales, demencia... Las noticias del martes

Un usuario consulta twitter en su ordenador portátil. Foto: Banco Mundial
World Bank/Simone D. McCourtie
Un usuario consulta twitter en su ordenador portátil. Foto: Banco Mundial

Odio en redes sociales, demencia... Las noticias del martes

Derechos humanos

El Secretario General ha condenado el discurso de odio durante una visita a las mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda, donde murieron 51 personas en un atentado terrorista. Podemos reducir el riesgo de sufrir demencia si nos mantenemos activas, no fumamos y no bebemos alcohol en exceso. La Organización Mundial de la Salud ha presentado unas pautas para prevenir un problema  que “crece rápidamente” en todo el mundo.

Guterres condena el discurso de odio desde las mezquitas atacadas en Nueva Zelanda

El Secretario General ha condenado el discurso de odio durante una visita a las mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda, donde murieron 51 personas en un atentado terrorista.

António Guterres visitó los centros religiosos un día antes de que se cumplan dos meses del asalto, difundido en directo por las redes sociales.

Desde allí dijo que las redes están siendo explotadas como una plataforma para la intolerancia y para frenarlo “todos debemos mostrar solidaridad en respuesta a este peligroso aumento del odio", cuyo discurso se "extiende" y toma el espacio del discurso público.

"El discurso de odio se está propagando como un incendio salvaje por las redes sociales. Tenemos que extinguirlo".

Guterres abandona hoy Nueva Zelanda y prosigue su gira por Oceanía que lo llevará también a Fiyi, Tuvalu y Vanuatu, naciones afectadas por el cambio climático.

Más de 66.000 desplazados por los combates en Trípoli

Destrucción en Trípoli, Libia
OCHA/Giles Clarke

 

Más de 66.000 habitantes de Trípoli han tenido que dejar sus hogares desde que, el pasado mes de abril, se reanudaran los combates para controlar la capital de Libia, según ha informado la Organización Internacional para las Migraciones.

La inseguridad es “especialmente alarmante” para los más de 3.300 inmigrantes retenidos en el país, entre los que hay niños y mujeres embarazadas.

“Aunque nuestros equipos en el terreno siguen entregando ayuda de emergencia a las poblaciones afectadas por el conflicto, reconocemos que hay que hacer más desde todas las partes para garantizar la seguridad de los civiles. Estamos preocupados por el dramático deterioro de la situación humanitaria en Trípoli y reiteramos la urgente necesidad de poner fin a la detención de inmigrantes en Libia", dijo el portavoz. 

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud, hasta el 9 de mayo, al menos 454 personas han muerto y 2154 han resultado heridas por los enfrentamientos.

Escucha estas noticias