El ataque a una ambulancia en Libia pone en riesgo las labores de salvamento

9 Mayo 2019

Se trata de una violación escandalosa e intolerable del derecho internacional humanitario, según las agencias especializadas de la ONU. Además, de los heridos que dejó la acción, el robo de la ambulancia se suma al de otras once, lo que hace mucho más difícil dispensar atención médica vital en el futuro.

La Organización Mundial de la Salud condenó este jueves el ataque a una ambulancia en la ciudad libia de Trípoli en el que resultaron lesionados tres trabajadores sanitarios, uno de ellos de gravedad.

El representante de la Organización en Libia, el doctor Syed Jaffar Hussain, declaró que el ataque representa “una violación escandalosa e intolerable del derecho internacional humanitario", ya que los logotipos del vehículo sanitario eran claramente visibles. 

“Este ataque no sólo hirió a personal esencial, sino que el robo de la ambulancia priva a los pacientes de futura atención médica ", dijo.

El número de ambulancias dañadas desde el reinicio de las hostilidades en Libia a principios de abril asciende a once. Durante el mismo mes fallecieron en Trípoli tres trabajadores sanitarios y los múltiples equipos de respuesta en primera línea de fuego tratan de socorrer a los heridos sin recibir ningún daño.

Por su parte, el director regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, el doctor Ahmed Al-Mandhari, calificó el asalto a la ambulancia como “una flagrante violación a las normas básicas en conflictos” que hace peligrar “las operaciones de los hospitales de campaña y los equipos de ambulancias”, y, al mismo tiempo, “disuade al personal sanitario de ejercer sus tareas de salvamento”.

“La Organización Mundial de la Salud no ha de permitir ninguna medida que ponga en peligro las vidas de los trabajadores de la salud. El personal sanitario de Libia trabaja para salvar vidas y se les ha de permitir trabajar sin riesgos adicionales para su seguridad o bienestar".

La Organización calcula que, al inicio del segundo mes de hostilidades, estas han provocado más de 400 muertos y un número de heridos superior a los 2000.

El organismo sanitario presta apoyo a los hospitales y a los equipos de ambulancias de campaña desde el inicio del conflicto en Libia. Del mismo modo, ha desplegado a equipos médicos de emergencia en los principales hospitales de Trípoli y sus alrededores donde realizan intervenciones quirúrgicas.

Aumento de las detenciones arbitrarias

Asimismo, la Misión de la ONU en Libia se mostró profundamente preocupada por el aumento de los casos de detenciones arbitrarias y secuestros de funcionarios, activistas y periodistas.

En un comunicado emitido este miércoles, exhortó a todas las partes a liberar de inmediato a todos los detenidos y encarcelados arbitrariamente, y recordó a las autoridades que deben actuar dentro de los márgenes del estado de derecho y velar por que las detenciones y encarcelamientos respeten plenamente las debidas garantías procesales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Los ataques a civiles en Libia pueden equivaler a crímenes de guerra

El Secretario General de la ONU ha condenado en los términos más enérgicos el recrudecimiento de la violencia y los enfrentamientos en Trípoli, mientras la Alta Comisionada para los Derechos Humanos ha recordado a todas las partes en conflicto sus obligaciones bajo las leyes internacionales. El número de civiles muertos asciende a casi medio centenar y el de heridos a más de 180. La Conferencia Nacional Libia se ha aplazado.