Las reservas de semillas en Colombia ayudan a afrontar el cambio climático

8 Mayo 2019

Existen unas 100.000 variedades de plantas en peligro de extinción a nivel mundial. Los fenómenos meteorológicos extremos, la sobreexplotación de los ecosistemas, la pérdida de hábitats y la falta de sensibilización amenazan la futura biodiversidad vegetal.

Las técnicas de conservación, como la creación de bancos de semillas y el intercambio de semillas entre campesinos, jardineros e incluso naciones, no solo juegan un papel esencial en la protección de las antiguas semillas autóctonas de importantes cultivos alimentarios, sino también en la seguridad alimentaria a nivel local.

Los bancos de semillas en Colombia promueven la acción climática, la seguridad alimentaria y el rescate del conocimiento tradicional. En la región de La Mojana, estos huertos domésticos y bancos de semillas están transformando la vida de las personas.

Nuestros compañeros del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ayudan a la creación de estos bancos. Lee cómo funcionan y cómo transforman la vida de la gente.

 

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Las cinco cosas que hemos hecho para poner a un millón de especies en peligro de extinción

Más de un tercio de todos los mamíferos marinos, el 40% de las especies anfibios y el 33% de los corales están amenazados por el impacto de los humanos sobre la naturaleza y nuestra inacabable demanda de comida y combustible a medida que se multiplica la población. Sin una acción radical los esfuerzos actuales por conservar los recursos de la tierra fracasarán.

El cambio climático, un problema muy personal

No es una cuestión de glaciares y osos polares, nos afecta a todos. Como profesionales, periodistas, académicos. Como madres, padres, mujeres, hombres, hijos. Las consecuencias del calentamiento de la tierra, los desastres naturales y la amenaza de una inminente destrucción de los medios de sustento en el planeta, son literalmente una lucha por nuestras vidas. Ese es el mensaje de un grupo de mujeres activistas en el Día Internacional de la Madre Tierra.