Cambio climático: Europa y Asia trabajan para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

30 Abril 2019

A lo largo de Europa y Asia central se están implementando iniciativas innovadoras y transformadoras para lograr la paz y el bienestar. Sin embargo, los impactos negativos del cambio climático, como el aumento en las sequías y tormentas , amenazan con socavar décadas de avances en el desarrollo. Esto hace que la acción climática sea central para lograr la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

En la región de Europa y Asia central, varios países están trabajando fuertemente para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con un total de 121 proyectos apoyados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en 20 países de la región, actualmente hay más de 50 dedicados a la adaptación al cambio climático y más de 150 en desarrollo para la adaptación al cambio climático. Con financiamiento de diversas fuentes, como el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Fondo Verde para el Clima y el Fondo de Adaptación, estos proyectos están apoyando la resiliencia climática en la región para lograr esos Objetivos.

Lee como el PNUD ayuda a conseguir cada uno de ellos.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

El cambio climático, un problema muy personal

No es una cuestión de glaciares y osos polares, nos afecta a todos. Como profesionales, periodistas, académicos. Como madres, padres, mujeres, hombres, hijos. Las consecuencias del calentamiento de la tierra, los desastres naturales y la amenaza de una inminente destrucción de los medios de sustento en el planeta, son literalmente una lucha por nuestras vidas. Ese es el mensaje de un grupo de mujeres activistas en el Día Internacional de la Madre Tierra.

Miles de muertos, millones de desplazados… los efectos del cambio climático se aceleran

Los dos millones de desplazados, los 49.000 millones de dólares en pérdidas, los 1600 muertos en incendios forestales o el aumento del hambre debido a las sequías son algunas de las consecuencias que nos dejó el calentamiento global en 2018. En total, casi 62 millones de personas estuvieron expuestas a peligros naturales por su causa. António Guterres pide medidas concretas en lugar de discursos; entre ellas, acelerar la transición a las fuentes de energía renovables.