18 Marzo 2019

Esta semana, los líderes mundiales se reúnen en Argentina para reafirmar su compromiso con este tipo de cooperación basada en el intercambio de experiencia técnica y conocimientos entre países en vías de desarrollo. Entérate por qué la alianza entre los países del Sur es clave para alcanzar la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

Buenos Aires, la capital de Argentina, reunirá del 20 al 22 de marzo a cientos de personas, incluidas delegaciones de alto nivel de varios países y representantes del sector privado y la sociedad civil, para participar en la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur.

El evento conmemorará el 40 aniversario de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires en 1978, en el marco la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo.

El tema central de la discusión será cómo la cooperación Sur-Sur representa una oportunidad para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que busca, entre otros objetivos, acabar con el hambre, la pobreza y contrarrestar el cambio climático.

El Secretario General de la ONU, quien estará presente en la ceremonia de apertura de la Conferencia, cree firmemente en la importancia de la Cooperación Sur-Sur para generar ideas nuevas y proyectos concretos y también como un medio para permitir que las voces del Sur impulsen la innovación y promuevan el desarrollo.

FAO/Alessandro Stelzer
Un evento de Cooperación Sur-Sur de la FAO reúne a expertos Chinos con agricultores de Uganda.

¿Qué es la cooperación Sur-Sur?

La Cooperación Sur-Sur se refiere a la cooperación técnica entre los países en desarrollo, los cuales están ubicados mayoritariamente en el Sur del planeta. Es una herramienta utilizada por los Estados, las organizaciones internacionales, la academia, la sociedad civil y el sector privado para colaborar y compartir conocimientos, habilidades e iniciativas exitosas en áreas específicas como la agricultura, los derechos humanos, la urbanización, la sanidad, ek cambio climático etc.

¿Qué pasó hace 40 años en Argentina?

Durante las décadas de los sesenta y los setenta, en el marco de la guerra fría, existía un escenario internacional en el cual los países en desarrollo buscaban un mayor protagonismo y vías alternativas al orden económico y político vigente. La cooperación técnica entre estos Estados comenzó a darse como un esfuerzo asociativo pionero con ese fin.

Los países intentaban hallar modos alternativos de cooperación que contribuyeran a promover su propio desarrollo y reforzaran su poder diplomático y de negociación internacional a través del diálogo político.

Lo que hoy se conoce como Cooperación Sur-Sur, deriva de la aprobación en Argentina, en septiembre 18 de 1978, del Plan de Acción de Buenos Aires para Promover y Realizar la Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo (PABA).

Firmado por 138 Estados, el Plan creó un puente de colaboración entre los países menos desarrollados, estableció por primera vez un marco de referencia para este tipo de cooperación e incorporó en su práctica los principios bàsicos de las relaciones entre Estados: el respeto por la soberanía, la no injerencia en asuntos internos y la igualdad de derechos, entre otros. A su vez, definió una serie de recomendaciones novedosas y concretas tendentes a establecer marcos jurídicos, bases institucionales y mecanismos de financiamiento en los niveles nacional, regional, interregional y global.

La cooperación técnica entonces, fue definida en Buenos Aires como un instrumento capaz de impulsar el intercambio de experiencias entre países que comparten realidades históricas próximas y desafíos similares.

Programa de Pequeñas Donaciones/Belice
Pescadores reciben una capacitación en el cultivo de algas marinas en Placencia, Belice, en el marco de una actividad de cooperación sur-sur.

¿La cooperación norte-sur y la cooperación triangular, en qué se diferencian?

El término división Norte Sur se utiliza para hacer referencia a la diferencia social, económica y política que existe entre los países desarrollados, también conocidos como países del “Norte” y los menos desarrollados “Sur”. Aunque la mayoría de los países de altos recursos se localizan en el hemisferio norte, cabe destacar que la división no es totalmente fiel a la división geográfica. Un país se define como Norte o Sur, dependiendo de ciertos factores económicos y el nivel calidad de vida de su población.

La cooperación tradicional es aquella conocida como Norte-Sur, es decir, cuando un país desarrollado apoya económicamente o con otro tipo de recursos a otro menos favorecido,por ejemplo, con ayudas financieras en el caso de un desastre natural o una crisis humanitaria.

La cooperación triangular, como su nombre lo indica, involucra a tres actores, dos del Sur y uno del Norte. Este último, que puede ser también un organismo internacional, provee los recursos financieros para que los países del Sur puedan intercambiar asistencia técnica sobre un tema en específico.

Por ejemplo, en Colombia, la Agencia Internacional de Cooperación de Japón (JICA) hizo posible que expertos camboyanos en desminado, viajaran al país sudamericano e intercambiaran sus conocimientos y experiencia en el tema de las minas antipersonales, un gran problema que dejó el conflicto interno colombiano de más de 50 años.

UNOSSC
Un médico examina a un niño en Camboya, estado miembro de la cooperación sur-sur

¿Qué puede lograr la Cooperación Sur- Sur?

Junto al diálogo político, la cooperación económica y la cooperación financiera, la cooperación Sur-Sur, ha dado forma a una gran cantidad de intercambios por medio de programas, proyectos e iniciativas que han contribuido a resolver retos concretos de los países del Sur.

En noviembre pasado la Oficina de la ONU para la Cooperación Sur-Sur, publicó un documento reuniendo más de 100 experiencias que han contribuido al desarrollo de países de todo el mundo.

La publicación contiene ejemplos de todas las regiones del mundo que demuestran el éxito potencial de la cooperación Sur-Sur, tales como el apoyo de Cuba en la lucha contra el Ébola en África Occidental; el de México en su experiencia en diversificación de los productos del maíz para mejorar la salud y la nutrición en Kenia; los conocimientos compartidos por Colombia a los países mesoamericanos de estrategias para reducir el hambre; y los de Chile a los países caribeños sobre el etiquetado de productos como medida para acabar con la obesidad, entre muchos otros.

FAO
Agricultores de Mongolia cultivan zanahorias como parte de un evento de cooperación sur-sur con China.

¿Cúal es la importancia de la cooperación sur-sur?

“Las formas innovadoras de intercambio de conocimientos, transferencia de tecnología, respuesta de emergencia y recuperación de medios de vida dirigidos por el Sur están transformando vidas”, aseguró el Secretario General en noviembre de 2018, durante la inauguración de la décima Exposición de Desarrollo Sur-Sur en la sede de la ONU en Nueva York.

Los hechos hablan por sí solos, los países del sur han contribuido a más de la mitad del crecimiento mundial en los últimos años; el comercio intra-sur es más alto que nunca, ya que representa más de una cuarta parte de todo el comercio mundial; las salidas de inversión extranjera directa del Sur representan un tercio de los flujos a nivel global; y las remesas de trabajadores migrantes a países de ingresos bajos y medianos alcanzaron 466.000 millones de dólares el año pasado, lo que ayudó a sacar a millones de familias de la pobreza.

António Guterres considera que la ambiciosa y transformacional Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible no puede alcanzarse sin las ideas, la energía y el tremendo ingenio de los países del Sur.

¿Qué pasará esta semana en Argentina?

Los Estados Miembros se reunirán nuevamente en Buenos Aires para la Segunda Conferencia de Alto Nivel sobre Cooperación Sur-Sur, PABA + 40, para revisar cuatro décadas de tendencias y lanzar una nueva estrategia con miras a implementar la Agenda 2030.

PABA + 40, brinda una oportunidad única para revisar las lecciones aprendidas de las últimas décadas, identificar nuevas áreas y mecanismos donde la cooperación Sur-Sur puede  agregar valor y tener un mayor impacto, y comprometerse a construir un seguimiento adecuado y sistemático en el marco del sistema de las Naciones Unidas.

Durante tres días, líderes mundiales se reunirán para debatir una declaración política que se espera llamará a un aumento de cooperación sur-sur, así como a un fortalecimiento institucional de sistemas de reporte y monitoreo de este tipo de asociación.

El evento contará además con un pabellón de países que compartirán experiencias, demostrando la efectividad de este tipo de cooperación, y el potencial de las ideas de las naciones menos desarrolladas.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

La paz puede construirse con la cooperación del Sur

Los gobernantes del Sur y otros actores influyentes están en la primera línea del conflicto y pueden promover alternativas creativas y viables para mantener la paz. A pesar de ello, la política, el discurso y la práctica de la llamada Cooperación Sur-Sur no han incluido en su núcleo la paz, el desarrollo y la seguridad. Dos expertas explican por qué hacerlo es clave para el futuro del mundo.

El desarrollo sostenible no puede suceder sin el ingenio de los países del Sur

El Secretario General de la ONU envió un mensaje este martes durante la inauguración de la Conferencia de Desarrollo Sur-Sur en la sede de la ONU en Nueva York donde se presentan soluciones creativas para erradicar la pobreza y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Representantes de más de cien países, 30 agencias de la ONU y 50 organizaciones intergubernamentales se reúnen para resaltar la importancia del Sur en la realización de la Agenda 2030.