Sudán, amenazas a nuestra salud, Siria... Las noticias del jueves

17 Enero 2019

Michelle Bachelet pide al Gobierno de Sudán que respete los derechos humanos de las personas que participan en protestas en contra del Ejecutivo, la OMS publica la lista de las amenazas más importantes este 2019 para la salud de la humanidad, y desplazados sirios sufren atrapados en un asentamiento sin calefacción y en condiciones deplorables. 

Protestas mortales en Sudán

Michelle Bachelet ha pedido al Gobierno de Sudán que proteja los derechos de libertad de expresión y reunión pacífica de los manifestantes que desde hace varias semanas están protestando contra las políticas del Ejecutivo.

Según la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos existen informes creíbles de que las autoridades han hecho uso excesivo de la fuerza y utilizado municiones reales contra los manifestantes.

La portavoz de la Oficina, Ravina Shamdasani, explicó que las protestas tienen una base económica: “El precio del pan ha subido casi el doble, la inflación es excesiva y hay carestías".

El Gobierno ha confirmado la muerte de 24 personas, pero Bachelet teme que la cifra sea más del doble, con informes que aseguran que la policía de Sudán disparó gases lacrimógenos y munición real hasta dentro de dos hospitales donde se encontraban grupos de la oposición. Hasta  el 6 de enero, al menos 816 personas habían sido arrestadas en conexión con las protestas.

"Una respuesta represiva solo puede empeorar las quejas", ha dicho la Alta Comisionada en un comunicado oficial, donde instó a las autoridades a trabajar para resolver esta tensa situación a través del diálogo, y pidió a todas las partes a que abstengan del uso de la violencia.

Las principales amenazas contra nuestra salud en 2019

UNICEF/Ilvy Njiokiktjien
Vacuna contra la tuberculosis en un centro de salud en Bougouni, Malí, en marzo de 2018.

La Organización Mundial de la Salud  publicó este jueves una lista de diez graves amenazas entre las que se incluye la situación en que viven 1600 millones de personas, o el 22% de la población global, víctimas de la pobreza, el hambre, los conflictos y el desplazamiento, además de la falta de servicios de salud primaria en muchos países.

Entre las amenazas también se encuentran la polución del aire y el cambio climático, las enfermedades no transmisibles, la epidemia de gripe, la resistencia a los antibióticos, el ébola, en dengue y los recientes mitos sobre las vacunas.

Con la intención de hacer frente a estos problemas, la OMS diseñó un plan estratégico de 5 años que inició este año y que busca, entre otras cosas, garantizar el acceso a la salud universal para 1000 millones de personas.

Condiciones deplorables en Rukban para los desplazados

PMA
Niños en el campamento de Rukban, en Siria.

La Organización Mundial de la Salud también ha expresado una gran preocupación por el deterioro de las condiciones humanitarias en el asentamiento de desplazados de Rukban en Siria, cerca de la frontera con Jordania, y ha solictado el acceso inmediato para evaluar la situación de salud y proporcionar medicamentos esenciales y suministros médicos.

Aproximadamente 40.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, permanecen varados en el campamento y no pueden salir, y las duras condiciones invernales han provocado varias muertes. Las instalaciones de atención médica apenas funcionan y tienen muy poco personal o suministros médicos. No hay generadores ni combustible para proporcionar incluso un mínimo de calor para aliviar el clima extremadamente frío.

Los desplazados están sufriendo enfermedades respiratorias graves, así como  gripe, tuberculosis y sarampión.

"Las personas atrapadas en Rukban viven en condiciones deplorables, expuestas al duro clima invernal que no muestra signos de disminuir. Es imperativo que podamos llegar a ellos lo antes posible con asistencia sanitaria, para que no se pierdan más vidas innecesariamente", dijo Elizabeth Hoff, Representante de la OMS en Siria.

Alimentos peligrosos

© FAO/Alessandra Benedetti
Una mujer en un supermercado de Agadir, Marruecos.

Los alimentos inseguros causan que aproximadamente 600 millones de personas se enfermen cada año, a un costo de al menos 100 mil millones de dólares en países de ingresos medios y bajos.

Más de la mitad de los casos se registran en solo 28 países, varios de ellos en África, donde los más vulnerables son los niños menores de cinco años.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura  asegura que a pesar de que 420.000 personas mueren cada año por comida insegura, los esfuerzos para fortalecer los sistemas de inocuidad de alimentos a nivel mundial están fragmentados.

Para remediar esta situación, ha convocado la primera conferencia internacional sobre inocuidad alimentaria en alianza con la OMS y la Unión Africana. La reunión se realizará en Addis Ababa,  los días 12 y 13 de febrero. En ella se abogará por una mayor colaboración, apoyo técnico e inversión para solucionar este problema.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.