Los productos y servicios creativos crecen a un ritmo imparable

14 Enero 2019

El comercio mundial de productos y bienes y servicios relacionados con la creatividad creció espectacularmente desde el inicio del siglo XXI. Las ganancias del sector aumentaron de 208.000 millones de dólares en 2002 a 509.000 millones en 2015.

Según indica un nuevo informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, este espectacular auge lo lideró China, con unas exportaciones de productos creativos “que crecieron el doble del promedio mundial”, durante los trece años que abarca el estudio, según explica Carolina Quintana, encargada de las alianzas estratégicas del programa de economía de la UNCTAD.

“No es una gran sorpresa debido a que el mercado chino es uno de los mercados de consumo más importantes a nivel mundial. En paralelo, han implementado políticas gubernamentales bastante dinámicas con respecto al impulso de sus industrias culturales y creativas. Es una estrategia que se desarrolla tanto a nivel de ciudad como a nivel nacional”. 

Quintana añadió que “la apertura de nuevos mercados ha facilitado una mayor demanda” y destacó que ésta se debe, de igual modo, a la irrupción de las nuevas tecnologías de la información, como internet y los dispositivos móviles, que incrementan las posibilidades de comunicación y cooperación a nivel mundial de las personas que desempeñan su labor en campos ligados a la creatividad.  

El comercio electrónico impulsa la moda

El diseño y las artes visuales se encuentran entre los sectores de mayor rendimiento. Entre ellos, la moda, el diseño de interiores y la joyería representan el 54% de las exportaciones de bienes creativos en las economías desarrolladas y el 70% en las economías en desarrollo.

“La moda, a través del comercio electrónico, ha ido creciendo. Es un sector que tiene bastante potencial justamente porque las nuevas tecnologías han logrado que el comercio en línea; por ejemplo, en el caso de China, tenga un aumento bastante importante. Luego hay otros sectores dinámicos como los videojuegos o las artesanías. En realidad, si lo miramos desde una perspectiva regional, podríamos decir que Asia es una de las regiones más dinámicas en términos del comercio global de bienes y servicios creativos.

El peso del sector en la región

Asimismo, Quintana destacó que en América Latina los gobiernos tienen un creciente interés en promover sus industrias culturales y creativas al comprobar que su promoción es fuente de creación de empleos.

“En Argentina, el sector del diseño ha crecido y estimulado a otras industrias desde la moda a la creación de otros productos. En el ámbito audiovisual, Argentina también ha sido muy dinámica en el tema de colaboraciones en materia cinematográfica, especialmente con España. El cine también ha destacado a nivel internacional en Chile recibiendo varios premios”.

En México, resaltó el peso de la industria editorial en la región, pese a verse afectada durante los últimos años por dos factores: la crisis financiera y la tecnología.

El reto de adaptarse a la economía digital

Las industrias creativas están ya en el proceso de enfrentarse al desafío que supone la economía digital, pero existe una brecha entre los países con mayor acceso a tecnología y el resto de las naciones en desarrollo hoy en día. 

Quintana destacó la importancia de que los gobiernos y el sector privado faciliten el acceso y la capacitación a las nuevas tecnologías de las personas relacionadas con los campos creativos y, a su vez, que no se mire a esos sectores como aislados.

Se trata de  “tener una visión más integrada de lo que es la cultura, la creatividad, la economía y la tecnología; porque, al fin y al cabo, se trata de crear productos competitivos y para eso se va a necesitar ese conjunto de condiciones”, finalizó.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.