Líbano: cerrar las heridas de la violencia a través del teatro

11 Enero 2019

Estas representaciones teatrales participativas, que combinan actuación y marionetas, sirven a mujeres y hombres para alzar la voz, reclamar sus derechos y, en algunos casos, llegar a impulsar la movilización comunitaria.

Es noche de teatro en Tekrit, una pequeña comunidad en el norte del Líbano, y más de 150 personas se han reunido en torno a un pequeño escenario. 

Bajo la suave luz de los focos, Diaa y su esposa reciben la visita de una pareja de vecinos. 

Diaa se dirige a su esposa y le hace una seña: “Ve, tráenos algo de fruta”.

“No nos queda fruta en el frigorífico”, responde su esposa, visiblemente asustada.

Diaa, enfurecido, avanza amenazante hacia ella, mientras su vecino se levanta e intenta calmarlo. 

Diaa tranquiliza al hombre: “No pasa nada, siéntate”. 

Entonces arrastra a su mujer fuera del escenario; los gritos de ella mientras soporta sus golpes estremecen al público.

Mientras tanto, la esposa del vecino le suplica a su marido que ayude, pero él niega con la cabeza y grita: 

“¡Diaa, nos vamos!”. 

Tras la representación, las actrices y los actores vuelven al escenario e invitan al público a sacar sus propias conclusiones sobre la actuación que acaban de ver y a proponer soluciones para proteger a las mujeres de la violencia en circunstancias similares.

Lee la historia completa que nos brinda ONU Mujeres.

También conoce iniciativas similares que se han dado en la región de América Latina como nos muestra este vídeo producido por ONU Televisión. 

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Noticias relacionadas con el tema

Si no se toman medidas, 150 millones de niñas se casarán tempranamente para 2030

En promedio, decenas de miles de niñas son obligadas a casarse cada día, con terrible consecuencias físicas y psicológicas. A los varones también se les obliga, interfiriendo con su desarrollo normal y sus posibilidades de recibir una educación. En el Día de San Valentín, la ONU recuerda que esta práctica no tiene nada que ver con el amor.

No habrá igualdad hasta que las mujeres estén libres del miedo

El Secretario General de la ONU pide  más acciones y esfuerzos en contra de la violencia de género en vísperas del Día Internacional que busca acabar con este flagelo y que iluminará de naranja muchos de los monumentos más representativos del planeta. El color representa el apoyo mundial a las mujeres y el respeto de sus derechos humanos.