El ataque al ministerio de Exteriores en Libia es un acto de cobardía

26 Diciembre 2018

La Misión de la ONU en Libia deploró el atentado suicida que incluyó un coche bomba y dejó al menos tres personas fallecidas, dos de ellos funcionarios del Gobierno. El ISIS se ha adjudicado el ataque.

La Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) condenó enérgicamente el “cobarde ataque terrorista” contra el ministerio de Asuntos Exteriores el martes en Trípoli.

La UNSMIL expresó en un comunicado sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas y deseó una pronta recuperación de los heridos. También recalcó que los ataques a las instituciones estatales constituyen un ataque a todos los libios.

“El terrorismo no triunfará sobre la decisión de los libios de avanzar hacia la construcción de su estado y la renuncia a la violencia. No aceptaremos ningún ataque a una institución estatal, especialmente una cometida por un grupo terrorista. Trabajaremos con el pueblo libio para evitar que estos grupos conviertan a Libia en un refugio o un escenario para sus crímenes ", dijo Ghassan Salamé, representante especial del Secretario General en Libia.

Tras el ataque, Salamé se puso en contacto con el Gobierno del Acuerdo Nacional para denunciar el acto terrorista, ofrecer sus condolencias y pedirles que mejoren la  protección de las instituciones públicas. La Misión está siguiendo con las autoridades en Trípoli el curso de este trágico incidente y está lista para apoyar.

Según declaraciones del Gobierno, los terroristas  de ISIS hicieron explotar un coche bomba cerca del ministerio, lo que hizo que las fuerzas de seguridad acudieran rápidamente a la escena. Poco después, un atacante se inmoló en el segundo piso del edificio y otro más murió cuando la valija que llevaba explotó.

Hasta el momento se ha informado de al menos tres personas fallecidas y más de 15 heridas.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.