Los desafíos globales requieren respuestas internacionales

16 Diciembre 2018

El Secretario General de la ONU participó en la clausura del Foro de Doha, donde sostuvo que todos los grandes retos de la actualidad son globales y, por lo tanto, no pueden ser resueltos por un país u otro, sino que precisan una acción internacional orquestada. El cambio climático y la migración son ejemplo de ello, dijo.

“Quizá el recurso más preciado, y cada vez más escaso, en el mundo de hoy sea precisamente el diálogo. Foros para ampliar el entendimiento, compartir ideas, pensar fuera de los cánones establecidos y encontrar puntos comunes, consensos”, señaló el Secretario General de la ONU este domingo en Doha.

António Guterres pronunció un discurso en la ceremonia de clausura del Foro de Doha, una plataforma para el diálogo global sobre los desafíos de la actualidad.

Ahí, Guterres afirmó que los mayores problemas de nuestros tiempos afectan a todos los países y, por lo mismo, no se pueden encontrar soluciones de manera individual, sino que precisan de respuestas colectivas.

“Encaramos desafíos enormes que no pueden ser resueltos por ningún país de forma aislada: el cambio climático, la migración, los refugiados, la gente que se desplaza en todas partes; la multiplicación de conflictos cada vez más interrelacionados, a su vez vinculados a nuevas amenazas de terrorismo global y delincuencia internacional; y el impacto de las nuevas tecnologías difíciles de gestionar en todas sus dimensiones. Y la lista sigue”, apuntó.

Contradicciones y desconfianza

Este escenario deja dos cosas claras, prosiguió Guterres.

“La primera, más que nunca necesitamos respuestas globales a los retos globales. La segunda, el multilateralismo y la cooperación internacional están más en riesgo que nunca”, puntualizó.

El multilateralismo y la cooperación internacional están más en riesgo que nunca

El líder de la ONU reflexionó sobre la contradicción de un mundo cada día más interdependiente y las creciente divisiones entre los países, así como la fragmentación de las sociedades.

Esta paradoja, consideró, tiene origen en la falta de confianza que existe entre pueblos e instituciones políticas, entre países y entre sociedades y organizaciones internacionales.

Y esa desconfianza, advirtió Guterres, crece desmedidamente debido al crecimiento económico desigual que deja a mucha gente atrás, provoca disputas comerciales y genera graves tensiones geopolíticas, socavando la estabilidad y la cohesión social en muchos países.

Globalización justa

“Todo esto subraya la necesidad de una globalización justa. Y creo que tenemos la guía para lograrla: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por todos los países del mundo”, enfatizó.

Guterres se mostró convencido de lo que se puede conseguir con voluntad política y acciones colectivas y citó algunos logros de los últimos años.

“Vemos el compromiso de paz en Colombia. Una cooperación reforzada en Asia Central. Avances en la resolución de diferencias como las que hay entre Grecia y la ex República Yugoslava de Macedonia… Algunas operaciones de paz en África Occidental han terminado exitosamente después de años de trabajo. Y cientos de millones de personas salieron de la extrema pobreza en las tres décadas pasadas.”

Cuando trabajamos juntos, podemos lograr grandes cosas para todos

“Y todo esto es sólo un recordatorio. Cuando trabajamos juntos, podemos lograr grandes cosas en beneficio de toda la gente. La cooperación internacional funciona”, concluyó el Secretario General, extendiendo su llamado a fomentar la confianza y rescatar la dignidad de todos.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Gandhi nos mostró cómo alcanzar nuestros objetivos sin recurrir a la violencia

El Secretario General lanzó este martes en Nueva Delhi un claro mensaje a los políticos al señalar que para alcanzar sus objetivos han de recurrir al diálogo y no a la violencia. También han de comprometerse con la verdad y el bienestar de los pueblos.