El gobierno de Nicaragua debe cesar el acoso contra la sociedad civil y los medios de comunicación

16 Diciembre 2018

Desde abril pasado, los medios de comunicación de Nicaragua han sufrido ataques y el hostigamiento se ha agudizado en las últimas semanas. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos instó al gobierno a detener inmediatamente ese acoso.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió al gobierno de Nicaragua a cesar de inmediato las intimidaciones y el acoso contra entidades de la sociedad civil y medios de comunicación.

En un comunicado emitido este sábado, Michelle Bachelet conminó a dejar de perseguir a “defensores de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil, periodistas y medios de comunicación críticos con el gobierno”.

“Asimismo, insto a las autoridades a que respeten y garanticen los derechos humanos y las libertades fundamentales de los nicaragüenses”, enfatizó.

Insto a las autoridades a que respeten y garanticen los derechos humanos de los nicaragüenses

Desde abril de este año, en el país centroamericano se han registrado actos de represión que se han intensificado en las últimas semanas con el hostigamiento a periodistas y allanamientos a medios de comunicación, además de que se canceló la persona jurídica de nueve ONG.

Bachelet expresó su disposición a seguir negociando con las autoridades con el propósito de encontrar una vía para que la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos pueda volver a tener una presencia estable en el país y así asistir al gobierno en su obligación de respetar y defender las garantías fundamentales de la ciudadanía.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Nicaragua debe poner fin a la represión de los derechos humanos

Un grupo de relatores denunció que varios defensores nicaraguenses han sido víctimas de campañas de intimidación, difamación y represalias por cooperar con las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos en el contexto de la crisis actual.