“Que nada te detenga”, una nueva campaña contra el cáncer cervicouterino

28 Noviembre 2018

La iniciativa de la OPS busca promover la vacunación, el tamizaje y el tratamiento de las lesiones precancerosas para prevenir el cáncer cervicouterino, una enfermedad que cada año cuesta la vida de 34.000 mujeres en el continente americano.

Con el slogan “Que nada te detenga”, la Organización Panamericana de la Salud inició una campaña para concienciar a la población sobre las sencillas medidas que pueden evitar el cáncer cervicouterino, una de las principales causas de muerte por cáncer femenino en 23 países de la región.

Diseñada para informar a los proveedores de salud y empoderar a las mujeres y niñas, la iniciativa “Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino” será difundida principalmente por internet y las redes sociales.

La campaña brinda materiales, información e historias sobre la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), la causa del cáncer cervicouterino y los métodos de tamizaje del cáncer cervicouterino, para alentar a las mujeres a realizarse exámenes periódicos y así detectar si hay lesiones precancerosas.

 

Vacuna contra el VPH

La vacunación puede prevenir este tipo de cáncer. La OPS recomienda aplicar la inmunización a las niñas de 9 a 14 años. La vacuna está disponible en 35 países y territorios del continente; sin embargo, en la mayoría de los países, la tasa de cobertura con las dos dosis aún no alcanza el 80% de la población a la que está dirigida.

Además de difundir información sobre la vacuna contra el VPH, la campaña busca generar conciencia en las mujeres de 30 a 49 años sobre la importancia de realizarse la prueba de detección del cáncer cervicouterino. Se estima que 32 millones de mujeres en la región necesitan realizarse un examen que, hecho a tiempo, puede salvarles la vida. Actualmente se diagnostican 72.000 casos al año.

El director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OPS, Anselm Hennis, afirmó que es crucial que las mujeres cuenten con la información necesaria para tener una vida productiva y saludable.

“Tenemos las herramientas para que el cáncer cervicouterino sea una amenaza menos para la salud y el bienestar de las mujeres, sus familias y comunidades”, apuntó.

En septiembre de 2018, los ministros de Salud del continente acordaron en la OPS un plan para reducir en un tercio los casos nuevos y las muertes por cáncer cervicouterino en la región para 2030. Con este objetivo prevén fortalecer la prevención primaria con la vacuna contra el VPH y campañas de información y educación, mejorar el tamizaje y el tratamiento de las lesiones precancerosas, y fortalecer el acceso a los servicios de diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.