Las autoridades deben garantizar que los ciudadanos puedan votar

20 Octubre 2018

Las elecciones parlamentarias en Afganistán tuvieron lugar este sábado en medio de amenazas, brotes de violencia y fallas técnicas, por lo que la Misión de Asistencia de la ONU en el país (UNAMA) llamó a las autoridades electorales a permitir que todos los ciudadanos aptos tengan las condiciones razonables para emitir su voto.

Durante la jornada se registraron varias explosiones cercanas a las casillas de votación en todo el país, así como en Kabul, la capital, causando la muerte de varias personas y dejando decenas de heridos.

Esta violencia, sumada a una serie de problemas técnicos, provocó retrasos que obligaron a miles de electores a esperar horas para poder votar. Las demoras dieron a pie a que algunos puestos electorales extendieran sus horas de apertura o anunciaran que estarán abiertos el domingo.

La UNAMA felicitó a los ciudadanos que salieron a expresar su voluntad en las urnas desafiando las amenazas de violencia y recordó que estos son los primeros comicios organizados en su totalidad por el Gobierno afgano desde 2001. Se trata de “un importante hito en la transición de Afganistán”, apuntó.

La Misión también instó a las autoridades del país a mostrar su compromiso con el proceso electoral y a proteger su integridad, sobre todo en lo que se refiere al conteo de votos y el anuncio de los resultados.

Asimismo, tomó nota de las medidas contra el fraude que se implementaron, que incluyen la presencia de unos 400.000 observadores y representantes de los candidatos, así como monitores de los partidos políticos, para asegurar la transparencia de los comicios.

En este sentido, exhortó a los afganos que sean testigos de algún fraude a reportarlo con las autoridades pertinentes y a éstas las conminó a investigar a fondo las denuncias y a enjuiciar a los responsables.