Guterres pide el mismo espíritu que ayudó a preservar la capa de ozono en la lucha contra el cambio climático

16 Septiembre 2018

Con motivo del Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono y apenas dos días después del cierre de la Cumbre Global de Acción Climática, el titular de la ONU ha vuelto a destacar por segunda vez en una semana el momento crucial que vive el planeta frente al cambio climático y ha señalado que el mismo espíritu que guio la aplicación del Protocolo de Montreal para preservar la capa de ozono debe existir en el cumplimiento del Acuerdo de París.

 “Cuando la ciencia nos demostró que los clorofluorocarbonos y otras sustancias estaban haciendo un agujero en la capa de ozono que protege toda la vida de la Tierra, el mundo respondió con determinación y visión de futuro y los prohibió”, señala el Secretario General en un mensaje publicado con ocasión de la celebración este domingo del Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono.

Gracias a ese compromiso mundial, que se expresó en el Protocolo de Montreal, se prevé que para mediados de siglo la capa de ozono haya recuperado los niveles de la década de 1980.

A lo largo de más de tres decenios, el Protocolo de Montreal ha hecho mucho más que reducir el agujero de la capa de ozono, “también nos ha demostrado cómo la gobernanza ambiental puede dar respuesta a la ciencia y cómo los países pueden hacer frente juntos a una vulnerabilidad compartida”, asegura el titular de la ONU.

Por ese motivo, Guterres hace un llamamiento “a fomentar ese mismo espíritu de hacer frente común por una causa y, especialmente a ejercer un mayor liderazgo ahora que nos esforzamos por aplicar el Acuerdo de París sobre el cambio climático y por poner en marcha las ambiciosas medidas en esta esfera que con tanta urgencia necesitamos adoptar”.

Se trata de la segunda ocasión en esta semana en la que el Secretario General llama la atención sobre la necesidad urgente de actuar en la lucha contra el cambio climático, después de que el lunes pronunciara un discurso en vísperas de la Cumbre Global de Acción Climática en el que señaló que la humanidad se encuentra frente a la encrucijada de su existencia y anunció la celebración de una Cumbre sobre Cambio Climático en septiembre de 2019, para quien nombró como su enviado especial al diplomático mexicano Luis Alfonso de Alba.

En una entrevista con Noticias ONU, de Alba señaló que el Acuerdo de París no es suficiente y que hay que ir más allá.

Pero el multilateralismo está en peligro

Por su parte, Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la agencia de la ONU para el Cambio Climático se unió al llamado de Guterres el viernes durante el cierre de la Cumbre Global de Acción Climática, cuando aseguró: “Nunca hemos necesitado el multilateralismo como lo hacemos ahora. Nunca hemos necesitado que la comunidad internacional se una como ahora”.

Tras señalar que, si no se aplica el Acuerdo de París, la temperatura media global del planeta subirá tres grados para 2100 con consecuencias devastadoras, Espinosa lamentó que “justo cuando más lo necesitamos, nuestro orden internacional basado en reglas es cuestionado”.

“En todo el mundo, estamos presenciando un gran giro hacia adentro; está sucediendo exactamente en el peor momento. Nos enfrentamos a dos grandes desafíos: el desafío del cambio climático y el desafío de garantizar el sistema multilateral, un sistema que ha sido la base de la paz durante casi tres cuartos de siglo, sigue siendo nuestra guía”.

En todo el mundo, estamos presenciando un gran giro hacia adentro; está sucediendo exactamente en el peor momento.

Para Espinosa, la Cumbre de San Francisco, que cerró el viernes sus puertas, representa “una declaración clara e innegable de que no solo trabajaremos juntos para abordar el cambio climático, sino que, lejos de abandonar el multilateralismo, nos basaremos en él”.

Durante la Cumbre se respaldaron los compromisos adquiridos a través de la ONU para transformar la economía, lo podría generar beneficios económicos por valor de 26 billones de dólares en todo el mundo y ayudar a crear 65 millones de nuevos "empleos con bajas emisiones de carbono" para 2030, la fecha límite para la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Comprometiéndose a llevar "su ambición colectiva al próximo nivel", los participantes se enfocaron en cinco áreas específicas:

  • Healthy Energy Systems: una alianza de más de 60 gobiernos estatales, regionales y municipales comprometidos con el objetivo de eliminar al 100% las emisiones, junto con 23 corporaciones multinacionales con ingresos por valor de más de 470.000 millones de dólares.
  • Crecimiento económico inclusivo: 488 empresas de 38 países adoptaron metas de reducción de emisiones, en línea con el Acuerdo de París, de hasta un 40% más que el año pasado.
  • Comunidades sostenibles: más de 70 grandes ciudades están comprometidas con la neutralidad de carbono para 2050, lo que representa 450 millones de ciudadanos.
  • Administración de la tierra y el océano: un grupo de líderes encabezará una nueva alianza que conectará a más de 100 ONG y se compromete a realizar más acciones en favor de la sostenibilidad de los bosques, los alimentos y la tierra.
  • The Investor Agenda: reúne a casi 400 inversionistas, que administran 32 billones de dólares en activos, quienes se comprometieron a aumentar el flujo de capital hacia la acción climática y una economía más sostenible y baja en carbono.

La cumbre emitió además un llamado a la acción global diciendo que "ahora es el momento para que todos los líderes se intensifiquen” los esfuerzos.

"Solo juntos transformaremos nuestras comunidades y nuestros sistemas de energía, crearemos oportunidades de empleo y prosperidad económica, protegeremos nuestros océanos y nuestro entorno natural y completaremos la transición a un mundo sin emisiones de carbono", se lee en el llamado.

El llamado a la acción fue presentado por el enviado especial de la ONU para la Juventud, Jayathma Wickramanayake, en un gesto simbólico para ilustrar que son las generaciones futuras las más afectadas por las decisiones de la generación actual de construir un mundo más resistente.

La lucha por el ozono no ha terminado

No obstante, el trabajo por la conservación de la capa de ozono no ha concluido, ya que el 1 de enero de 2019 entra en vigor el histórica Enmienda de Kigali, que pone en el punto de mira los hidrofluorocarbonos, potentes gases que calientan la Tierra y se siguen usando en los sistemas de refrigeración. Hasta la fecha han ratificado este nuevo instrumento 46 países.

“Insto a todos los demás a que sigan el ejemplo y muestren su compromiso con un planeta más saludable. Espero que los países puedan acreditar progresos significativos en la aplicación de la Enmienda de Kigali cuando asistan a la Cumbre sobre el Clima que estoy organizando para septiembre de 2019”, afirmo el Secretario General.

Últimas noticias relacionadas con el tema

El Acuerdo de París sobre cambio climático no es suficiente

En una entrevista con Noticias ONU, el enviado especial para la próxima Cumbre sobre el Cambio Climático, el diplomático Luis Alfonso de Alba, advierte de las catastróficas consecuencias que este fenómeno tendrá si no se logra mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de los dos grados y destaca que cada día que pasa será más costoso detener ese aumento.

Cambio climático, la humanidad frente a la encrucijada de su existencia

António Guterres ha dado la voz de alarma. El cambio climático se produce más deprisa que las medidas políticas para controlarlo y amenaza nuestra mera existencia. Ante la gravedad de la situación, el Secretario General ha convocado una cumbre sobre el clima en 2019 para situarlo en lo más alto de la agenda internacional y ha pedido que abandonemos la senda “suicida” de las emisiones de carbono.