Bombardean un almacén de la ONU en Yemen

14 Septiembre 2018

Un proyectil de mortero ha alcanzado un almacén de alimentos para su distribución entre los necesitados en Hodeida, donde se desarrollan intensos combates. La nave contenía comida para 19.200 personas, pero los ataques que se desarrollan en la ciudad puede dejar a millones de personas sin alimentos.

El portavoz del Programa Mundial de Alimentos, Herve Verhoosel, dijo a los periodistas que un proyectil lanzado por un grupo no identificado alcanzó un almacén de esa agencia en la ciudad portuaria de Hodeida con comida para 19.200 personas.

Vershoosel expresó la preocupación del Programa porque los enfrentamientos que tienen lugar cerca de la zona donde se encuentra el almacén, "una instalación crítica para las operaciones del PMA", podrían afectar la capacidad de la agencia de "alimentar a 3,5 millones de personas hambrientas" en el norte y centro de Yemen durante un mes.

La situación de seguridad en Hodeida se está "deteriorando rápidamente", advirtió Verhoosel, y amenaza la asistencia humanitaria a la ciudad y las zonas circundantes, donde el suministro de alimentos es extremadamente bajo.

En otro incidente ocurrido a fines del mes pasado, un camión del PMA fue alcanzado por fuego de artillería mientras realizaba una entrega a Al Tuhayta, en el sur deHodeida. El camión, claramente marcado con una pancarta del Programa Mundial de Alimentos, transportaba alrededor de 30 toneladas de comida, suficiente para casi 2000 personas durante un mes.

En en junio, las fuerzas de la coalición, que apoyan al gobierno internacionalmente reconocido del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, lanzaron una ofensiva en para recuperar el puerto, que ahora está en manos de los rebeldes hutíes.

El puerto de Hodeida es fundamental para el trabajo humanitario, insiste la ONU, porque es la puerta de entrada principal de alimentos, combustible y medicinas al empobrecido país, que importa casi todas sus necesidades diarias.

A pesar del deterioro de la situación de seguridad, las operaciones del PMA están en curso.  “Haremos todo lo posible para garantizar que nuestras operaciones continúen en toda la región sin interrupción", dijo el portavoz.

Explicó que, en agosto, " a pesar de los altos niveles de violencia en el sur de Hodeida”, el PMA ha proporcionado asistencia alimentaria de emergencia a unas 700.000 personas, de las 900.000 personas en la gobernación consideradas de mayor riesgo.

La ONU hará responsable a los autores

En todo Yemen, cerca de ocho millones de personas están cerca de la hambruna "y no podemos permitirnos ninguna actividad que pueda interrumpir nuestras operaciones con el objetivo de proporcionar alimentos y nutrición", añadió el vocero de la ONU.

También recordó a las partes en conflicto que los trabajadores humanitarios no deberían ser atacados y que la agencia de la ONU "haría responsables a los combatientes" de  cualquier ataque a sus instalaciones. "Condenamos cualquier intento de cualquier bando del conflicto de utilizar la ayuda humanitaria y las instalaciones como una herramienta en este conflicto violento y hacemos un llamamiento a todas las partes para que los trabajadores humanitarios hagan su trabajo", declaró.

 Los almacenes, los camiones, las instalaciones, los silos y, lo que es más importante, el personal del PMA son neutrales y no deben ser utilizados por ninguna de las partes en el conflicto ni ser blanco de ninguna de las partes en el conflicto.