Se necesitan cascos azules mejor entrenados, mejor equipados, mejor preparados

12 Septiembre 2018

La ONU requiere  una mayor implicación  de los países en las operaciones de mantenimiento de la paz y les pide incrementar la representación femenina que actualmente equivale solo a un 18% de oficiales de la Oficina de Asuntos Militares.

Mejorar el funcionamiento de la paz representa fundamentalmente un esfuerzo colectivo, destacó este miércoles en el Consejo de Seguridad el secretario general adjunto de operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, Jean Pierre Lacroix.

“Para asegurarnos de que nuestras misiones se adecuen a sus objetivos y funcionen bien, es necesaria una actuación conjunta. Todas las partes interesadas que, de una forma u otra, participan en el mantenimiento de la paz deben mejorar su rendimiento, y todos debemos apoyarnos mutuamente para hacerlo”, dijo.

Lacroix incluyó en la palabra “todos” a la Secretaría de las Naciones Unidas, así como a los Estados Miembros, los miembros del Consejo de Seguridad, los países que aportan contingentes militares y policiales, las naciones anfitrionas y las organizaciones regionales y subregionales, entre otras.

Se necesita mejor capacitación, equipamiento y logística

Asimismo, instó a los países con una capacidad militar más avanzada a proporcionar una mayor dotación de tropas y policía para las operaciones de paz de la ONU, así como equipamiento y servicios logísticos vitales, como helicópteros, dispositivos contra los artefactos explosivos improvisados, equipos de respuesta rápida y apoyo médico.

Destacó como fundamental la participación de los Estados Miembros para aumentar el número de mujeres que forman parte de las operaciones de mantenimiento de la paz.  El incremento de la representación femenina hace que el mantenimiento de la paz “sea más eficaz”, destacó.

"Las mujeres representan hasta el momento el 18% de todos los oficiales de la Oficina de Asuntos Militares, y nos comprometemos a seguir aumentando esa proporción. Sobre el terreno, las mujeres agentes de policía representan el 21% de nuestros agentes de policía individuales y el 7% de nuestras unidades de policía constituidas… Debemos hacerlo mejor", dijo.

Igualmente destacó la importancia de fortalecer las asociaciones con los grupos de la sociedad civil, en particular en el marco de la prevención de la explotación y los abusos sexuales por parte del personal de las Naciones Unidas, así como para garantizar la rendición de cuentas y el apoyo a las víctimas.

En ese contexto, dio un plazo de seis meses para concluir las investigaciones de las denuncias de irregularidades a los países que aportan contingentes.

El mantenimiento de la paz es un camino de dos direcciones

La Directora Ejecutiva de la organización no gubernamental Keeping Children Safe, Sarah Blakemore, llamó a los miembros del Consejo de seguridad a establecer mecanismos de protección eficaces que sirvan para impedir abusos y, en caso de ocurrir, garanticen la protección y el apoyo de las víctimas y lleven a los autores de los excesos ante la justicia.

Por su parte, la representante permanente de Estados Unidos, Nikky Haley, que incluyó el debate en su agenda del programa mensual del Consejo, destacó que el mantenimiento de la paz se basa en un pacto de confianza entre los protegidos y los protectores.

“Las Naciones Unidas colocan al personal de mantenimiento de la paz en esta posición de confianza. Nosotros, el Consejo de Seguridad, les damos este poder. Somos responsables de lo que hacen con él, no sólo por el bien de las víctimas, sino por el bien de la misión, las Naciones Unidas y el propio mantenimiento de la paz. Cuando esa confianza desaparece, sin importar cuántos recursos tenga una misión o cuán fuerte sea su liderazgo, la misión fracasará".