Los niños sirios son “usados y abusados” por el conflicto armado

27 Julio 2018

Los pequeños están siendo heridos y asesinados por las fuerzas gubernamentales, reclutados por grupos rebeldes, violados y hasta vendidos como esclavos sexuales. Decenas permanecen detenidos o encarcelados y a  las niñas se les obliga a casarse con miembros del ISIS y.  Esta violencia es “inaceptable” ha declarado la representante especial del Secretario General sobre niños en conflicto armado.

“Los niños continúan siendo afectados desproporcionadamente por el conflicto armado en Siria y es necesario que el Consejo de Seguridad haga todo lo posible para presionar a las partes del conflicto y detener estas violaciones”, declaró Virginia Gamba ante el Consejo este viernes.

La representante especial del Secretario General sobre niños en conflicto armado reveló impactantes datos recogidos por el Mecanismo de Monitoreo de la ONU en Siria, que desde 2013 ha recolectado información sobre siete violaciones graves a los pequeños: reclutamiento, asesinato y mutilación, violación y otras formas de violencia sexual, ataques a hospitales y escuelas, secuestros, y negación del acceso humanitario.

“Desde el comienzo de la crisis en Siria en 2011, Naciones Unidas ha verificado que más de 7000 niños han perdido sus vidas o han sido mutilados como resultado del conflicto. Pero este es solo el número que ha podido verificarse, los informes indican que llegan a más de 20.000”, expresó Gamba.

El 2018, un año terrible para los niños

Desde el inicio de este año, el Mecanismo ha verificado más de 1200 violaciones en contra de los niños: 600 han sido asesinados o mutilados, más de 180 reclutados y más de 60 escuelas han sido atacadas.

La mayoría de los hechos han ocurrido en el contexto de operaciones militares por varias partes del conflicto en las áreas de Afrin, Hama, Idlib, Guta Oriental y Dara. “Cada una de estas escaladas ha resultado en cientos de miles de personas desplazadas, de las cuales una gran proporción son niños”, añadió Gamba.

La mayoría de los reclutamientos fueron a manos de grupos rebeldes mientras que los asesinatos son atribuidos al Gobierno Sirio y las fuerzas progubernamentales.

Además, durante 2018 más de 1300 niños han sido detenidos en el noreste de Siria, aunque sólo se han podido verificar siete casos por la falta de acceso al área.  En otras zonas, se han podido comprobar al menos 350 casos desde 2014.

“Los primeros seis meses de 2018 reflejan un incremento muy grande en comparación con otros períodos. Ha habido un aumento del 25% en reclutamientos y del 325% en asesinatos y mutilación en comparación al último trimestre de 2017”, aseguró la representante especial, explicando que la mayoría de los reclutamientos fueron a manos de grupos rebeldes mientras que los asesinatos son atribuidos al Gobierno Sirio y las fuerzas progubernamentales.

ONU/Rick Bajornas
Virgina Gamba, la representante especial del Secretario General sobre niños y conflicto armado, durante su intervención en el Consejo de Seguridad

Abusados y despojados de su educación

La representante explicó que, aunque en 2018 no se han podido verificar muchos casos de violencia sexual, estos abusos han sido reportados continuamente desde que el Mecanismo se estableció en Siria.

“Niños y niñas han sido abusados sexualmente y explotados, vendidos como esclavos sexuales y casados por la fuerza con miembros de ISIS. La violación se ha utilizado como medio de tortura, especialmente cuando los niños son privados de su libertad. Aunque no se informe de ellos, los casos de violencia sexual en contra de los niños en Siria reflejan la despreciable naturaleza de este conflicto”, recalcó Virginia Gamba.

Niños y niñas han sido abusados sexualmente y explotados, vendidos como esclavos sexuales y casados por la fuerza con miembros de ISIS.

Además, el Mecanismo informa que una de cada tres escuelas en Siria no funciona debido a su destrucción u ocupación militar, y alrededor de 2,1 millones de niños no reciben educación debido a la inseguridad, la falta de infraestructura, la pobreza y el desplazamiento.

Angustia psicosocial

“Estoy profundamente perturbada por las historias de los niños nacidos y criados a lo largo de este conflicto. Niños que nunca han visto a Siria en paz, niños que han sufrido repetidamente todo tipo de violaciones en sus hogares, comunidades, escuelas, centros de detención y en entornos de refugiados y desplazados internos. Estos niños tienen angustia psicosocial severa. Ellos ni siquiera conocen el significado de la palabra paz”, dijo Gamba.

La representante aseguró que, teniendo en cuenta las dinámicas que ha visto este año, está particularmente preocupada por los niños que se encuentran detenidos debido a su supuesta asociación con partes del conflicto. “Estos pequeños deben ser tratados como víctimas de violaciones de la ley internacional”.

Virginia Gamba llamó a las partes del conflicto a tomar medidas inmediatas para que sus operaciones militares respeten la ley internacional, para que se le deje de negar el acceso humanitario a los pequeños y para que se respete la Convención de los Derechos del Niño.

La representante recalcó que la única manera de parar los abusos y violaciones es alcanzar la paz, y que cualquier negociación de paz debe tener en cuenta a los niños en el centro de la discusión.

“Es hora de que los niños de Siria crean en su propio futuro y aprendan qué significa paz. Es hora de que retomen la infancia de la cual se les despojó. Es hora de que dejen de ser víctimas y se conviertan en agentes para el cambio y la restauración de la normalidad en paz y justicia. Han sido usados y abusados por un conflicto armado por demasiado tiempo”, concluyó la representante.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.