Llega a su fin el brote de ébola en la República Democrática del Congo

24 Julio 2018

La Organización Mundial de la Salud felicito al país por su rápida respuesta y pidió que tomara esta victoria como impulso para luchar contra otros males como la poliomielitis y el cólera que afectan a la población congolesa.

El noveno brote de ébola en la República Democrática del Congo llegó oficialmente a su fin este martes luego de un esfuerzo internacional concertado para contener la amenaza. El Ministerio de Salud del país declaró el fin de la epidemia después de que no se hayan detectado casos en 42 días.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) felicitó a la nación, así como a todos quienes trabajaron para terminar con la epidemia y les pidió que extendieran esta victoria en la lucha contra otras enfermedades.

“El Gobierno respondió rápidamente, pidió el apoyo cuando fue necesario e informó al público sobre los riesgos de la enfermedad. Este tipo de liderazgo salva vidas ", declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la Organización.

Hablando desde el país, el Dr. Tedros elogió los "esfuerzos incansables" de los equipos locales en la lucha contra la enfermedad mortal, que cobró 29 vidas.

A diferencia de los brotes de ébola anteriores en el país, este involucró cuatro lugares separados, incluido un centro urbano con conexiones fluviales a la capital y a los países vecinos, así como aldeas remotas de la selva tropical. Hubo preocupaciones iniciales de que la enfermedad se propagara a otras partes de la República Democrática del Congo y a los países vecinos.

La amenaza se minimizó gracias a la liberación de dos millones de dólares del Fondo de Contingencia para Emergencias de la OMS pocas horas después de que se declarara el brote el 8 de mayo. La Organización desplegó un equipo para aumentar la capacidad en el terreno y activó un sistema de gestión de incidentes de emergencia.

Tedros instó al Gobierno y a la comunidad internacional a aprovechar el impulso positivo generado por la contención rápida del brote de ébola.

"Juntos debemos trabajar para hacer frente a otros brotes que enfrenta el país, como el cólera y la poliomielitis. Juntos, debemos trabajar para salvar las vidas de 300.000 niños que mueren cada año por causas prevenibles", agregó.

Tedros aseguró que los congoleños merecen estar protegidos de todos los riesgos de salud, no solo de aquellos que “aparecen en los titulares internacionales”.

La Organización destacó también “la tremenda capacidad” de los países africanos, ya que más de tres cuartas partes de las 360 personas desplegadas para responder a la emergencia eran de la región. Decenas de expertos de Guinea pasaron semanas llevando a cabo los esfuerzos de vacunación contra el ébola, transfiriendo conocimientos que permitirán al país organizar una respuesta eficaz tanto dentro de sus fronteras como fuera de ellas.