La ONU abre la puerta a nuevas conversaciones de paz en Yemen

29 Junio 2018

El enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para ese país confía en poder volver a entablar próximamente negociaciones de paz entre las partes enfrentadas en el país árabe .

Martin Griffiths ha anunciado en una entrevista exclusiva con Noticias ONU que durante los últimos días se había reunido con el presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi en la ciudad de Adén, situada al sur del país, y en Muscat, la capital de Oman, con Mohammed Abdul-Salam, el interlocutor de grupo rebelde Houthi enfrentado a las fuerzas gubernamentales.

Ambas partes le manifestaron su disposición de volver a la mesa de negociaciones.

“Creo que ya es hora de que eso ocurra ya que han pasado dos años desde las últimas conversaciones. Creo que el pueblo de Yemen espera que ocurra tan pronto como sea posible ya que mi responsabilidad principal es llevar las negociaciones para finalizar la guerra”, aseguró.

Para el enviado, la situación en la ciudad portuaria de Hodeida “es una cuestión extraordinaria e importante, pero no lo es más que la cuestión de una solución política global”.

Y añade que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas “está de acuerdo” con la ONU en que “no hay una solución militar al conflicto en Yemen, sólo política, por lo que se necesita reunir a las partes en un futuro próximo”.

Sin embargo, Griffiths se mostró cauto en relación con establecer un posible calendario de las negociaciones.

“Creo que es demasiado pronto para hablar de un calendario para la conclusión de las negociaciones, pero no creo que sea demasiado pronto para hablar de uno para comenzarlas. Me gustaría reunir a las partes en las próximas semanas a más tardar, y creo que la próxima semana vamos a tener información exclusiva sobre ello. Espero que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna la semana que viene y les presentemos un plan sobre cómo retomar las conversaciones", declaró.

El enviado del Secretario General destacó que gracias a las conversaciones mantenidas por las Naciones Unidas con ambos bandos se ha eludido una escalada de enfriamientos en el puerto y la ciudad de Hodeida.

En este sentido, dijo: “Supongo que el hecho de que hasta ahora no se haya producido ningún ataque importante contra Hodeida es algo que se puede atribuir a las conversaciones que hemos mantenido con las partes. Ha habido combates alrededor del aeropuerto, como saben, pero el puerto de la ciudad no ha sufrido grandes hostilidades hasta ahora”.

El segundo logro es que los dirigentes Houthis ofrecieron a las Naciones Unidas la posibilidad de desempeñar un papel de liderazgo en la gestión del puerto de Hodeida, si se producía un cese al fuego en toda la provincia.

Y el tercer avance es continuar buscando un acuerdo con las partes para evitar por completo cualquier ataque contra Hodeida.

Asimismo, destacó que el principal obstáculo para construir un proceso de paz son los acontecimientos en el campo de batalla. 

“Tal y como dije en el Consejo de Seguridad en abril, es la guerra la que nos impedirá reunir a las partes si no tenemos suerte. Por ese motivo llamamos a las partes a rebajar la violencia como parte de sus negociaciones, creo que ese es el principal obstáculo”.

Otro desafío es asegurar que la totalidad de Yemen sea devuelta a un estado con un gobierno civil. Se estima que hay hasta un millón de combatientes luchando en varias milicias y otras fuerzas armadas. El objetivo del proceso de paz, que Griffith espera poder comenzar en un futuro próximo, es devolver al estado de Yemen un nuevo gobierno de unidad nacional, con una concentración de fuerzas que se considera normal en todos los demás países.

Identificar las necesidades prioritarias para el desarme, la desmovilización y la reintegración de las fuerzas creo que va a ser una tarea enorme, pero sé que es una prioridad para la población de Yemen que clama por la paz”, concluyó.