En medio de los bombardeos, la ONU apresura la ayuda en la ciudad yemení de Al Hudaydah

14 Junio 2018

A medida que la ciudad portuaria de Al Hudaydah sigue siendo objeto de los ataques de la coalición liderada por Arabia Saudita, para expulsar a los rebeldes hutíes que la controlan, las Naciones Unidas se apresuran a asistir a miles de familias vulnerables en un país que vive ya la peor crisis humanitaria mundial.

“Docenas de miembros del personal de la ONU en la ciudad ayudan a entregar comida, agua y servicios sanitarios”, indico Lise Grande, coordinadora de Asuntos Humanitarios para el país. “Estimamos que cerca de 600.000 civiles se encuentra en la ciudad, muchos de los cuales dependen de la asistencia para sobrevivir”.

De acuerdo con los informes, el asalto al punto de entrada de las importaciones de comida del país comenzó el miércoles, después de que fracasaran los esfuerzos diplomáticos para prevenir que las fuerzas del Gobierno yemení y sus aliados lanzaran la ofensiva.

 “Durante semanas, nuestros socios humanitarios se han estado preparando para hacer frente a un posible asalto. Las agencias han predispuesto 63.000 toneladas métricas de comida, cientos de miles de kits de emergencia, suplementos nutricionales, agua y combustible. Se han enviado quipos médicos y se han establecido puestos para servicios humanitarios”.

Durante semanas, nuestros socios humanitarios se han estado preparando para hacer frente a un posible asalto.

 “Ayer, incluso cuando la ciudad se veía disparada y bombardeada, una nave contratada por las Naciones Unidas atracó en el puerto de Al Hudaydah y descargó miles de toneladas métricas de comida. Otros dos buques se preparan para hacer lo mismo”.

El jueves, se distribuyeron paquetes de emergencia con comida y suplementos higiénicos para los civiles desplazados por el conflicto en el sur de la ciudad.

Las agencias humanitarias ya cuentan con programas de ayuda en la ciudad. Cada día, se reparten 50.000 litros de agua potable y los equipos médicos han ayudado a poner fin a la propagación del cólera y otras enfermedades mortales.

 “De acuerdo con el derecho internacional humanitario, las partes de un conflicto están obligadas a hacer todo lo posible para proteger a los civiles y garantizar que tienen acceso a la ayuda que necesitan para sobrevivir”, señaló Grande.

Las Naciones Unidas solicitan 3000 millones para el Plan de Respuesta2018 que ayuda a 22,2 millones de personas necesitadas en Yemen, donde se vive la peor crisis humanitaria mundial. Hasta la fecha, se han recibido 1500 millones, la mitad de los recursos.

El Consejo de Seguridad espera reunirse a puerta cerrada el jueves para abordar la situación en Yemen.