La meteorología al servicio de la salud

31 Mayo 2018

La contaminación del aire, el cambio climático o el exceso de radiaciones ultravioletas nos amenazan a diario. De hecho, esos efectos ambientales causan 12,6 millones de muertes prematuras anuales. Para hacer frente a esta situación, los médicos van a contar ahora con la ayuda de los meteorólogos gracias a una nueva colaboración entre las agencias de la ONU especializadas en estos campos.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Meteorológica Mundial han firmado un acuerdo de colaboración para  mejorar los resultados en materia de salud mediante el desarrollo y la utilización de los servicios meteorológicos, que incluyen datos sobre el clima , los compuestos atmosféricos y los estados  hidrológicos.

La portavoz de la Organización Meteorológica, Clare Nulis, explicó que el objetivo de las dos Organizaciones es incrementar la actuación contra esta grave amenaza a nuestra salud y el medioambiente.

Se calcula que cada año, los efectos medioambientales causan unos 12,6 millones de muertes prematuras.

Se trata de “asegurar que las previsiones sobre la contaminación atmosférica y los rayos ultravioletas de los centros meteorológicos nacionales llegan diariamente a los profesionales de la salud sobre el terreno que se ocupan de las repercusiones de los riesgos medioambientales para la salud".

También priorizará la mejora de la vigilancia y la gestión de los riesgos ambientales para la salud relacionados con la calidad del aire y el agua. Esta colaboración facilitará una coordinación más estrecha entre los servicios meteorológicos, que vigilan y predicen la calidad del aire, y las autoridades sanitarias, que se ocupan del impacto de la exposición humana a los agentes contaminantes.

El convenio reforzará además el estudio a largo plazo para comprender y gestionar los riesgos para la salud asociados con los fenómenos meteorológicos y  el cambio climático, incluidos sus ciclos más extremos

"El cambio climático nos está exponiendo a condiciones meteorológicas más extremas, como tormentas, sequías y cambios en los patrones de las enfermedades infecciosas", dijo Tedros Adhanom Ghebhreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud

El experto citó como ejemplo el huracán María que oficialmente causó 64 muertes en Puerto Rico mientras que un nuevo estudio de la Universidad de Harvard elevó el número de fallecidos hasta 4645 debido a la interrupción de la asistencia sanitaria, el servicio eléctrico y las infraestructuras.

Por esa razón, el  Petteri Taalas, secretario general de la Organización Metereológica Mundial indicó que  esta agencia impulsa los servicios de alerta temprana contra fenómenos meteorológicos de alto riesgo como los ciclones tropicales que conllevan múltiples riesgos en cadena.

"Muchas enfermedades transmitidas por vectores, como el paludismo y el dengue, dependen de las lluvias y la temperatura. La existencia de servicios para evaluar el clima, como las proyecciones de temporada, son vitales para prevenir y tratar esas enfermedades", dijo Taalas.

El acuerdo de colaboración fue firmado este miércoles por Taalas y Tedros y es el resultado de una coalición mundial lanzada durante la Asamblea Mundial de la Salud el pasado 24 de mayo.