El mundo necesita que los jóvenes sueñen a lo grande

30 Mayo 2018

Atletas, modelos y otros representantes juveniles se reunieron este miércoles en la Asamblea General de la ONU para hablar de educación, empleo y el riesgo que supone la radicalización y el extremismo. El deportista Pita Taufatofua resaltó la necesidad de que los jóvenes se conviertan en superhéroes.

El punto de partida del evento, en el que participan jóvenes delegados llegados de todo el mundo, fue la necesidad de que las Naciones Unidas escuchen los mensajes de los jóvenes.

Se sienten excluidos de las decisiones que afectan a sus vidas.

En la sesión de apertura, dedicada a establecer un diálogo con los jóvenes, el presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajčák, manifestó estar preparado para escuchar su conversación y seguir sus consejos y orientaciones.

“Los líderes juveniles y activistas de todo el mundo con los que me he reunido se sienten excluidos de las decisiones que afectan a sus vidas”, indicó

Lajčák estableció tres puntos básicos para tratar durante el diálogo de hoy:  el acceso y la calidad de la educación, el empleo y la radicalización y el riesgo que comporta el extremismo.

Convertir a los jóvenes en superhéroes

El atleta olímpico de Tonga, Pita Taufatofua, destacó que el mundo no necesita violencia ni bombas, sino que necesita que los jóvenes se conviertan en superhéroes.

Nuestro verdadero potencial radica en hacer posible ese sueño imposible.

“Tu capacidad para convertirte en un superhéroe depende en tu habilidad para lidiar con el fracaso y el dolor. Fracasarás en tu camino al éxito, fracasarás en el camino para convertirte en un superhéroe. Cuando te des cuenta de ello, se te quitará el dolor”.

En segundo lugar, destacó la capacidad individual de soñar a lo grande “a medida que nos enseñamos a minimizar el dolor también nos enseñamos a establecer metas realistas. El problema con los objetivos realistas es que los alcanzamos, pero no se corresponden con nuestro verdadero potencial. Nuestro verdadero potencial radica en hacer posible ese sueño imposible que radica en nuestro corazón”.

 Recordó la frase del fundador de los Juegos Olímpicos modernos, el barón Pierre de Coubertain, que lo importante no es ganar sino participar, y añadió “que lo más importante en la vida no es triunfar sino el esfuerzo. Esa lucha te convertirá en un superhéroe”.

ONU/Manuel Elias
El cantante Emmanuel Kelly actúa durante el Diálogo Juvenil de la Asamblea General en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

La importancia de ayudar a la educación en todo el mundo

Por su parte, Mari Malek, modelo, dj y fundadora de la organización sin ánimo de lucro "Stand For Education", dedicada a empoderar y dar acceso a la educación a las niñas, recordó que cuando era una niña pudo huir con su familia a Egipto durante la segunda guerra civil en su país, Sudán del Sur.

Una nación donde las mujeres representan el 64% de la población , de las que un 50 % son menores de dieciocho años, y un  80 % de sus habitantes no sabe leer ni escribir.

 “Muchos de los retos a los que me enfrento a la hora de recaudar fondos para mi organización es el hecho de que la gente piensa que mi país está en guerra y no hay esperanza”, dijo.

La gente piensa que mi país está en guerra y no hay esperanza.

A continuación, refutó esa afirmación al asegurar  que hay muchos menores en Sudán del Sur que pueden revertir esa situación pero que necesitan nuestro apoyo, invertir en ellos y mirarlos “de la misma manera que nos vemos a nosotros: como seres humanos”.

Malek recalcó que la educación ayuda a las niñas a darles más oportunidades en la vida, especialmente en zonas donde prevalecen el matrimonio infantil, la maternidad precoz y la pobreza.

Instó al conjunto de la humanidad a crear una estructura mundial y trabajar unidos para que todos las mujeres y niños en áreas en conflicto sean capaces de recibir educación y oportunidades económicas para construir una vida pacífica y próspera.

Más de 200 millones de menores carecen de educación

La vicepresidenta de la Fundación de Qatar para la Educación, la Ciencia y el Desarrollo Comunitario, Sheikha Hind bint Hamad Al-Thani, recordó que según las cifras de la UNESCO 263 millones de niños y jóvenes alrededor del planeta no asisten a la escuela.

También destacó que su Fundación ha ayudado a investigadores, científicos, emprendedores e innovadores a moldear el futuro de Qatar, el de la región y alrededor del mundo.  A partir del año académico 2019-2020 la Fundación otorgará becas a estudiantes de países en desarrollo.