ISIS y la extrema derecha evolucionan hacia plataformas de comunicación propias

29 Mayo 2018

Durante una reunión del Comité contra el Terrorismo, expertos en este campo señalaron los paralelismos entre el grupo terrorista ISIS las organizaciones de extrema derecha occidentales, tanto en su discurso propagandístico como en su evolución hacia redes sociales y herramientas de comunicación propias.

La dirección ejecutiva del Comité contra el Terrorismo de las Naciones Unidas ha  celebrado este lunes una reunión con el objetivo de ayudar a los Estados Miembros a adaptar mejor sus esfuerzos en la lucha contra las formas de comunicaciones de los terroristas, especialmente a través de internet y las redes sociales.

“Pese a una disminución en la producción de propaganda, el ISIS continúa demostrando su adaptación y habilidad para innovar. Tras la pérdida de casi la totalidad de su territorio, ahora han concentrado su enfoque en la nostalgia del llamado “califato”, indicó David Wells del Grupo Temático de Análisis Político e Investigación del Comité al hablar sobre las últimas tendencias estudiadas en relación con esa banda terrorista.

Además, ha cambiado la forma en cómo y dónde los miembros de la organización se comunican. “En estos momentos es difícil encontrarla en las principales plataformas en línea debido en gran parte a las acciones emprendidas por los Estados Miembros y las alianzas público-privadas. Sin embargo, la propaganda terrorista aparece en nuevas plataformas o de menor tamaño y es de naturaleza más diversa”, dijo Wells.

Según las investigaciones conducidas por el Grupo, la respuesta de los Estados Miembros ante esta amenaza ha de incluir un amplio catálogo de contramedidas.

De igual modo manifestó que, ante la reducción al acceso del discurso terrorista en línea, los estudios del Comité sugieren llevar a cabo una mejor comprensión de sus narrativas fuera de internet.

“En la mayoría de los países más afectados por el terrorismo internet no ha jugado un papel destacado en el mensaje terrorista. La radicalización entre colegas y el reclutamiento se da normalmente fuera de internet”.

El objetivo del terrorismo es debilitar las instituciones democráticas

Julia Ebner, Investigadora del Instituto para el Diálogo Estratégico, destacó que los grupos islamistas y de extrema derecha comparten una meta común “el objetivo final es provocar un drástico cambio político para socavar las instituciones democráticas en los países europeos y en los Estados Unidos,”.

Ebner destacó que cuando se analiza la propaganda o las técnicas de reclutamiento de ambos grupos se ajustan normalmente a diferentes tipos de discursos, pero a menudo ligados a historias épicas como las de los cruzados contra el islam, o la guerra inevitable entre musulmanes y no musulmanes.

“Mientras que en los países occidentales la extrema derecha dice que el islam está en guerra con ellos y el ISIS o los extremistas islámicos dicen que los países occidentales están en guerra con el islam”, explicó.

Asimismo, estableció paralelismos entre las estrategias comunicativas entre los grupos de ultraderecha y los islamistas “el primer grupo prohibido en el Reino Unido como banda terrorista de ultraderecha, Acción Nacional, usa un lenguaje similar al del ISIS, al instar a una yihad blanca o formar sus campos de entrenamiento como los de los yihadistas, así como la similitud de fotos o mensajes en su propaganda como los que hace el Estado Islámico”.

En relación con el público objetivo al que se dirigen estas organizaciones destacó que ambas buscan relacionarse con los jóvenes, especialmente descontentos, nacidos después de la segunda mitad de los noventa “usan mucho lenguaje asociado a la ludificación, a los videojuegos y al mensaje cinematográfico  de Hollywood".

Entre las últimas y más preocupantes tendencias destacó la creación de un ecosistema propio en internet y en las redes sociales “en concreto construyen sus herramientas de codificación, sus propias plataformas de redes sociales. La extrema derecha, por ejemplo, está desarrollando sus plataformas alternativas de redes sociales, de microfinanciación e incluso de citas”.

Igualmente, destacó que los grupos cercanos al ISIS han desarrollado sus herramientas para no ser captados por las fuerzas de seguridad. Así, por ejemplo, un grupo germano-británico bilingüe favorable al ISIS está desarrollando una herramienta para comunicarse sin ser detectado.

Acabó su intervención afirmando que los terroristas están más adelantados que los Estados Miembros en diferentes niveles como la adopción rápida de las nuevas tecnologías, el desarrollo de cooperación y sinergias internacionales, y la captación de un público jóvenes convirtiendo en armas la cultura pop y la contracultura.