Guterres mostrará en Mali la determinación y dedicación de los cascos azules

28 Mayo 2018

En vísperas del Día Internacional del Personal de Paz de la Organización, un equipo de Noticias ONU se une a las fuerzas de seguridad de Mali durante una patrulla nocturna que cuenta con el apoyo de los agentes de policía de las Naciones Unidas. 

“Las patrullas reaseguran a la población y les ayudan a superar el sentimiento de inseguridad. Al principio de la crisis, la gente no se atrevía a salir porque tenían miedo de los ataques de los grupos armados”, dijo Masserigne Faye, coordinador del componente policial de la Misión de la ONU en Mali, también conocida por su acrónimo en francés MINUSMA.

La patrulla recorrió las escasamente iluminadas calles de Bamako, la capital, poco antes de la llegada del Secretario General de la ONU al país para conmemorar el Día Internacional del Personal de Paz de la ONU , en el 70 aniversario de las operaciones de mantenimiento de la paz

La gente no se atrevía a salir porque tenían miedo de los ataques de los grupos armados.

En general, la capital parece en calma el domingo por la noche y los taxistas están felices de permitir que la patrulla conjunta inspeccione sus vehículos como parte de la rutina de la noche. 

“Es muy bueno, porque nos permite trabajar libremente”, comenta Mamoutou Kané, un conductor tras abrir el maletero de su automóvil.

“Pensamos que esto nos reasegura. Queremos que continúe”, dijo un peatón, Boubacar Traoré, sentado junto a una tienda de ultramarinos en la medina del barrio de Coura.

Sin embargo, no es la capital, en el sur de Mali, la que presenta mayores preocupaciones de seguridad, sino las partes norteñas y centrales de este país que se adentra en el desierto del Sahara, en el noroeste de África.

Los primeros cascos azules fueron desplegados en Mali en 2013 tras una violenta insurrección de los rebeldes separatistas que intentaron tomar el control del norte del país y dar un golpe de Estado. 

La Misión de la ONU está presente para mantener el frágil acuerdo de paz, apoyar a las autoridades del país y proteger a los civiles atrapados en el conflicto.

Pero muchos de estos hombres se han convertido en el blanco de los grupos armados que luchan contra las fuerzas gubernamentales y la Misión afronta muchos peligros. 

En este vídeo mostramos el servicio y sacrificio que las fuerzas de paz de la ONU han hecho alrededor del mundo durante los últimos 70 años.

Reforma de las operaciones de paz

Por ese motivo, el Secretario General de la ONU ha querido estar con ellos este martes y expresar su solidaridad con los musulmanes que están ayunando por el ramadán. António Guterres se unirá a ese ayuno durante su visita al país.

Cada casco azul en Mali se enfrenta al sacrificio a diario.

“Al llevar a cabo su servicio, cada casco azul en Mali se enfrenta al sacrificio a diario”, dijo el jefe de la Misión, Mahamat Saleh Annadif, en una entrevista con Noticias ONU.

En marzo, el titular de la ONU dijo al Consejo de Seguridad durante un debate para mejorar las operaciones de paz que “las fuerzas de las Naciones Unidas están a menudo poco equipadas, poco preparadas y poco listas”, añadiendo que “son vulnerables y objetivo de los ataques”.

También aseguró que hay tres áreas en las que el Consejo de Seguridad debe centrarse: tener unas expectativas más realistas de lo que las misiones pueden conseguir; hacerlas más fuertes y seguras; y movilizar un mayor apoyo político bien estructurado, bien equipado y con fuerzas mejor entrenadas.

Para reforzar la efectividad y seguridad de las operaciones de paz, la ONU está llevando a cabo una completa reforma de uno de los pilares sobre la que fue construida, el del mantenimiento de la paz y la seguridad, lo que incluye mejorar la seguridad de los cascos azules en el terreno y de la Misión de Mali en particular.

La Misión ha tomado ya medidas en el terreno para reducir el número de víctimas: “hemos hecho un avance significativo aumentando la formación de las fuerzas y las patrullas; tomando mayores precauciones a la hora de inspeccionar las carreteras antes de que los camiones las crucen; y aprovechando la ventaja de los contingentes de combate que han llegado;”, dijo Annadif.

La jefa de personal de la Misión, Lizbeth Cullity, dijo que un reciente ataque mostró la mejoría en la seguridad de los cascos azules. 

“Cuando los atacaron, fueron capaces de salvar sus vidas gracias a su preparación y a los ensayos y ejercicios que habían practicado”, afirmó.

Durante su visita de dos días, el Secretario General se encontrará con tropas y otro personal de la Misión. También se reunirá con el presidente del país Ibrahim Boubacar Keïta y otros representantes gubernamentales en Bamako.

El miércoles, dejará la capital y visitará la región, donde tiene previsto entrevistarse con autoridades locales y el personal de las Naciones Unidas, así como con líderes religiosos y representantes de las organizaciones de mujeres y jóvenes. 

La siguiente fotogalería muestra cómo desarrollan su labor las fuerzas de paz que sirven en Mali.

 

Para ver el fotorreportaje completo.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.