Guterres, preocupado por el informe del avión malasio derribado en Ucrania en 2014

25 Mayo 2018

Las 298 personas que volaban en el MH17 desde Ámsterdam a Kuala Lumpur murieron cuando el vehículo se estrelló el 17 de julio de ese año en la provincia de Donetsk Oblast. Casi cuatro años más tarde, un equipo de investigación europeo ha revelado sus hallazgos.

Según informaciones de prensa, el Joint Investigation Team, encargado de investigar el accidente, ha anunciado que la lanzadera que derribó el avión con un misil pertenecía a la Brigada Antiaérea rusa número 53 desplegada en Kursk, la región del oeste del país que comparte frontera con Ucrania.

Hacer justicia a las víctimas y sus familias.

Este viernes, el Secretario General ha tomado nota con preocupación y ha subrayado la Resolución 2166 (2014) del Consejo de Seguridad, según la cual todos los Estados y agentes de la región deben cooperar plenamente en la investigación para determinar la responsabilidad.

“En estas circunstancias, averiguar la verdad sobre lo ocurrido constituye una parte importante a la hora de hacer justicia a las víctimas y sus familias”, añadió el portavoz adjunto del Secretario General, Farhan Haq.  

El accidente provocó el fallecimiento de 193 holandeses, 43 malasios y 27 australianos, además de un amplio número de víctimas de otras nacionalidades.

En julio de 2015, Malasia propuso la creación de un tribunal internacional para juzgar a los responsables del accidente. Sin embargo, Rusia vetó la decisión alegando que la Resolución 2166 no consideraba que la catástrofe representase una amenaza contra la paz y la seguridad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android