La aparición de un caso ébola en una ciudad congoleña marca un “punto de inflexión”

17 Mayo 2018

La Organización Mundial de la Salud ha confirmado este jueves el primer caso de ébola en un área urbana en la República Democrática del Congo, lo que hace temer que el brote será mucho más difícil de controlar. Ante esta situación, ha convocado una reunión de urgencia para el viernes.

El hallazgo, corroborado por el ministerio de salud del país, se produjo en la zona de Wangata, en la ciudad de Mbandaka, la capital de la provincia de Ecuador. Una metrópoli situada al noroeste del país que cuenta con 1,2 millones de habitantes.

Todos los casos confirmados de ébola en el país hasta el momento, entre ellos los 23 fallecidos, se habían comunicado en la zona de Bikoro, que también se encuentra en la provincia de Ecuador, pero a una distancia de casi 150 km de su capital.

Expertos sobre el terreno

La OMS ha desplegado a unos treinta expertos para llevar a cabo las tareas de vigilancia del brote en la ciudad y colabora con el Ministerio de Salud y sus socios en la prevención, el tratamiento y la notificación de nuevos casos en las comunidades.

Además, ha convocado una reunión de urgencia este viernes para considerar si se debe declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional.

El director regional de la Organización para África indicó que "la llegada del ébola a una zona urbana es muy preocupante” y el responsable de la Preparación y Respuesta ante Situaciones de Emergencia, Peter Salama, describió la situación como “un punto de inflexión en el brote de la enfermedad”.

Combatir la enfermedad será mucho más difícil que si se hubiera quedado en una remota zona rural.

Pero también las áreas alejadas suponen un desafío. Las instalaciones sanitarias de Bikoro tienen una operatividad muy limitada y es difícil llegar a las zonas afectadas, sobre todo durante la actual estación de lluvias, ya que las carreteras suelen ser intransitables.

Hasta el 15 de mayo se han notificado un total de 44 casos de la enfermedad del virus del ébola: 3 confirmados, 20 probables y 21 sospechosos.