La FAO reconoce el patrimonio agrícola de España y México

19 Abril 2018

Entre sus últimas incorporaciones, la Organización para la Alimentación y la Agricultura destaca la producción española de sal en Valle Salado de Añana, Álava, y vid de La Axarquía, Málaga. Asimismo, subraya el potencial agrícola y ecológico de las chinampas, en México.

La FAO ha seleccionado como patrimonio agrícola mundial dos sitios en España y uno en México.

Los sistemas de patrimonio agrícola son zonas ricas en biodiversidad y vida silvestre en las que se utilizan prácticas que promueven la sostenibilidad y protegen el medio ambiente al mismo tiempo que apoyan el desarrollo social y económico.

Los gobiernos proponen candidatos para que los expertos de la FAO los evalúen y decidan si reúnen las características necesarias para que se les reconozca como “Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial”. De momento, se han designado cincuenta lugares de veinte países.

En España, han escogido la obtención de sal en las cuevas del Valle Salado de Añana, en la provincia de Álava. Asimismo, se ha reconocido la producción de uvas pasas moscatel en La Axarquía, en la provincia de Málaga, donde esta labor se realiza a mano utilizando técnicas tradicionales transmitidas de generación en generación.

En México, han seleccionado el sistema de islas artificiales de las “chinampas”, construidas siguiendo técnicas que usaban los aztecas. Las chinampas generan una alta productividad agrícola y son importantes desde el punto de vista ecológico.

Las nuevas incorporaciones

Los catorce nuevos sitios abarcan desde oasis hasta terrazas de arroz, el cultivo de wasabi o la producción de uvas pasas. Todos ellos constituyen lugares fascinantes que han transformado paisajes en obras de arte, conservado los modos de vida y protegido la producción sostenible de alimentos.

En la siguiente fotogalería se recogen algunos de los nuevos Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial:

 

Para ver el fotorreportaje al completo.