No podemos seguir fallando a las víctimas de las armas químicas

9 Abril 2018

Un diplomático de la ONU asegura que el uso de estas armas no puede convertirse en el statu quo y pide al Consejo de Seguridad que cumpla con sus responsabilidades, ya que lo contrario supone aceptar que el desafío es insuperable.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad para tratar el ataque perpetrado este sábado en la ciudad de Duma, donde supuestamente se usaron armas químicas contra la población civil, el alto representante adjunto para Asuntos de Desarme indicó que este tipo de ataques son “injustificables” y subrayó que los responsables han de rendir cuentas ante la justicia.

Thomas Markram manifestó que el Consejo debe mostrar unidad ante esta constante amenaza y cumplir con sus responsabilidades, ya que “hacer lo contrario -o sencillamente no hacer nada- es aceptar, tácitamente o no, que ese desafío es insuperable”.

“El uso de armas químicas no puede convertirse en el statu quo, ni podemos seguir fallando a las víctimas de esas armas”, añadió.

Recordó que, al producirse el ataque químico en la ciudad de Khan Shaykhun el año pasado, el Secretario General hizo un llamamiento para que se rindieran cuentas y, seguidamente, destacó que él mismo solicitó recientemente unidad al Consejo en torno a la creación de un mecanismo de responsabilidad.

Misión de investigación

Por otra parte, también indicó que la misión de investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas está reuniendo información de todas las fuentes disponibles en relación con el ataque.

Una vez finalice la misión de investigación de los hechos, se comunicarán sus conclusiones a los Estados Partes de la Convención de ese tipo de armamento.

De acuerdo con las informaciones publicadas este fin de semana, al menos fallecieron 49 personas y cientos más resultaron heridas en un supuesto ataque con armas químicas en Duma. Asimismo, también se informó de que más de 500 civiles han sufrido síntomas compatibles con este tipo de ataque.

Durante la misma reunión , el enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, señaló que la primera prioridad en Siria ha de ser la protección de civiles.