Las expectativas poco realistas dañan las operaciones de paz

28 Marzo 2018

Las operaciones de mantenimiento de la paz son una destacada iniciativa de cooperación y solidaridad internacional que se enfrenta a graves desafíos, dijo este miércoles el Secretario General de la ONU al pedir al Consejo de Seguridad que no les imponga mandatos “que parecen árboles de Navidad”.

Las expectativas poco realistas a las que se ven sometidas las misiones dañan a las propias operaciones y al multilateralismo, dijo dirigiéndose al Consejo.

Luego, añadió: “Por favor terminen con los mandatos que parecen árboles de Navidad. La navidad ya pasó y la misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur no puede, de ninguna manera, cumplir las 209 tareas asignadas. Intentando hacer mucho, diluimos nuestro trabajo y debilitamos nuestro impacto", declaró

Para Guterres “las operaciones de paz no pueden ser exitosas si se despliegan en lugar de una solución política”, aquellas tienen que existir para apoyar esta, por lo que señaló que  “ha llegado el momento de actuar conjuntamente".

El Secretario General señaló que los cascos azules no están suficientemente equipados ni preparados en los peligrosos entornos en los que operan y que además hay carencias en el mando, el control, en la cultura, el equipamiento y la capacitación de las tropas.

Acto seguido recordó que durante el año pasado fallecieron cincuenta y nueve cascos azules, cuando en 2016 la cifra fue de treinta y cuatro.

Ante esta situación, el titular de la ONU consideró tres áreas prioritarias para mejorar las operaciones. “En primer lugar, reorientar las misiones de mantenimiento de la paz con expectativas realistas; en segundo, hacerlas más fuertes y seguras; y en tercero, dar mayor apoyo a las soluciones políticas para conseguir que las fuerzas estén bien estructuradas, equipadas y entrenadas”.

Entre los cambios puestos ya en marcha actualmente,  destacó estar trabajando para mejorar las medidas de seguridad de las tropas, precisar sus prioridades y configuración, y afrontar los casos de explotación y el abuso sexuales.

 Lanzamiento de una nueva iniciativa

Guterres indicó que el objetivo global de las reformas es mejorar las capacidades para prevenir conflictos y mantener la paz, pero aseguró que las Naciones Unidas no pueden llevar a cabo esta tarea por sí solas ante los desafíos globales a los que se enfrenta.

“Nuestras posibilidades de éxito aumentan drásticamente cuando colaboramos con los Estados Miembros y compartimos cargas, riesgos y responsabilidades. Necesitamos urgentemente un enorme avance en el compromiso colectivo.”

 Por esta razón, anunció la creación de la iniciativa "Acción para el mantenimiento de la paz", destinada a movilizar a todas las partes interesadas en el apoyo del mantenimiento de la paz, a través de un conjunto de principios y compromisos que orienten el futuro de las misiones.

El primer encuentro de la iniciativa tendrá lugar el mes de septiembre durante la Asamblea General.

Mientras se construyen las bases de este acuerdo, Guterres expuso seis solicitudes inmediatas para los Estados Miembros.

En primer lugar, instó a los miembros del Consejo de Seguridad a precisar y simplificar sus mandatos.

A continuación, pidió a los Estados Miembros mantener el compromiso político e impulsar soluciones políticas y procesos de paz, incluso mediante la diplomacia bilateral y las sanciones si es necesario, así como  a crear y fortalecer alianzas con organizaciones regionales.

Asimismo, llamó a los mandos y al personal de mantenimiento de la paz, civil, militar y policía, a prepararse para cumplir sus compromisos, y a los países a mantener la responsabilidad de adecuar los recursos humanos y financieros a los mandatos y cooperar activamente con las operaciones de paz.