La crisis de desplazados venezolanos “es un desastre humanitario absoluto”

13 Marzo 2018

Más de un millón de venezolanos se encuentran ya en Colombia, según el director del Programa Mundial de Alimentos, que ha pedido ayuda urgente y la puesta en marcha de un plan de respuesta de la ONU para afrontar la situación.

Los venezolanos que huyen de su país necesitan ayuda humanitaria con urgencia porque la situación en la frontera con Colombia “es una catástrofe, un desastre humanitario absoluto”, ha asegurado el director ejecutivo del PMA, tras visitar Cúcuta.

“Basándonos en lo que oímos, anticiparía que esto va a ir a mucho peor”, ha asegurado David Beasley tras pasar dos días en la zona y hablar con los venezolanos. “Estamos hablando de la posibilidad de desestabilizar la región”, ha advertido. “Revertir el progreso y desestabilizar esta región sería catastrófico para el mundo”.

Entre 40.000 y 50.000 venezolanos cruzan cada día la frontera entre Venezuela y Colombia legalmente. Muchos otros lo hacen clandestinamente. Ya hay más de un millón de venezolanos Colombia.

Basley, que se reunió con el presidente Juan Manuel Santos, explicó en una rueda de prensa que la ONU no puede trabajar dentro de Venezuela “a no ser que el Gobierno lo permita”. Por ello, acudirá a los donantes internacionales para que den ayuda financiera a Colombia, el país al que está llegando la mayoría de los venezolanos.

“Es absolutamente necesario y tiene que hacerse ya”, enfatizó, agregando que cree que “la gente por todo el mundo no se da cuenta de lo mala que es la situación y cuánto peor puede ser”.

Beasley contó que las historias de los venezolanos “son algunas de las más desgarradoras” de las que ha sido testigo en todo el mundo.  “Escuchar a madres como una que esta mañana me contó que estuvo con su bebé en un hospital en el que no había comida o medicinas. Su niña tenía neumonía. Durante los cinco días que estuvo allí, diez niños murieron. Por eso se llevó a su hija del hospital para que sobreviviera, sabiendo que no iba a obtener ninguna ayuda", recordó.

Estas no son solo las historias de los que han cruzado la frontera, sino de gente “en toda Venezuela”, añadió, prometiendo que llevará el mensaje de que “los venezolanos están muriendo de hambre” a otros países.

Un 1 % de hambre, un 2 % de desplazamientos

El Programa Mundial de Alimentos ya reparte comida en Colombia. “Pero esta crisis es otra historia”, dijo. “Nos aseguraremos de que ponemos en marcha un Plan de Respuesta Integrada de las Naciones Unidas para poder ampliar la ayuda dado que la situación probablemente va a ponerse mucho peor antes de mejorar”, detalló.

“Somos expertos en comida y seguridad. Sabemos que cuando el hambre aumenta en un 1 %, la migración crece en un 2 %. La gente, cuando no puede alimentar a sus hijos, se mueve”, explicó.

En cuanto a la búsqueda una solución política en Venezuela, Beasley dijo “que no hay duda de que es necesaria”, pero matizó que ese no es su terreno. “Mi terreno, lo mío, es ayudar a la gente inocente atrapada en crisis como ésta”, añadió. “Mi trabajo ahora mismo es ayudar a Colombia a soportar esta carga, porque es una gran carga”.