El convoy humanitario de la ONU no logra entrar a Guta Oriental por razones de seguridad

8 Marzo 2018

La misión esperaba terminar la entrega del pasado lunes, cuando la ONU y sus socios tuvieron que suspender el reparto después de nueve horas debido a los continuos bombardeos.

Por razones de seguridad, los trabajadores humanitarios de las Naciones Unidas y otras organizaciones no pudieron regresar este jueves  a Duma, en Guta Oriental, para hacer entrega de suministros sanitarios y nutricionales para miles de personas.

“La escalada de la violencia en las zonas sitiadas ha paralizado la respuesta de las Naciones Unidas y la habilidad del Programa Mundial de Alimentos para alcanzar a aquellos que necesitan de nuestra ayuda desesperadamente”, declaró la oficial de comunicaciones del PMA en Siria, Marwa Awad.

El pasado lunes el convoy de las Naciones Unidas y sus socios se vio obligado a partir tras nueve horas en Duma debido a bombardeos en Guta Oriental y Damasco.

“Tuvimos que sacar diez camiones que iban llenos. Como resultado, la mitad de la comida para 27.500 personas no se pudo entregar”, agrega Awad.

El portavoz de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, aseguró que se siguen recibiendo informes sobre intensificación de los combates y bombardeos, que ponen en peligro a los civiles y evitan que la asistencia humanitaria llegue a cientos de miles de personas necesitadas, entre ellas niños y niñas vulnerables.

“Los suministros de asistencia completos para 70.000 personas todavía necesitan ser entregados”, dijo Dujarric ante la prensa este jueves.

Los bombardeos en Guta Oriental han causado más de cien muertes en las últimas 48 horas. Desde el 24 de febrero, cuando el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 2401 exigiendo el cese de las hostilidades en toda Siria, se ha informado que cientos de personas han muerto y miles han resultado  heridas como consecuencia de ataques aéreos y terrestres.

“La ONU sigue dispuesta a prestar asistencia a todas las personas necesitadas en Duma, otras áreas de Guta Oriental y otras zonas de difícil acceso y sitiadas tan pronto como las condiciones lo permitan. Continuamos haciendo un llamamiento a todas las partes para que permitan de inmediato un acceso seguro y sin obstáculos a otros convoyes que entreguen suministros críticos a cientos de miles de personas que necesitan desesperadamente asistencia humanitaria”, concluyó el portavoz.