Cada dos semanas muere una lengua en el mundo y, con ella, un pedazo de nuestra historia

21 Febrero 2018

Con motivo el Día Internacional de la Lengua Materna, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura destaca que el 40% de los habitantes del planeta no tienen acceso a la enseñanza en la lengua que hablan o comprenden.

De promedio, cada dos semanas desaparece una lengua en el mundo y, con ella, un pedazo de la historia humana y de nuestro patrimonio cultural e intelectual, ha  asegurado este miércoles la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Audrey Azoulay.

En su mensaje por el Día Internacional de la Lengua Materna, la UNESCO indica que la desaparición progresiva de numerosos idiomas representa una amenaza para la diversidad lingüística.

No sólo se trata de la diversidad, sino también un asunto de derechos humanos, ya que el 40% de los habitantes del planeta no tiene acceso a la enseñanza de la lengua que hablan o comprenden.  

Por esos motivos motivo, el tema elegido este año para la celebración del Día busca "preservar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, en concreto las metas 4.6 y 4.7 del Objetivo número 4 relativo a la educación de calidad.

La lengua “es mucho más que un medio de comunicación: es la condición misma de nuestra humanidad. En ella se sedimentan nuestros valores, nuestras creencias, nuestra identidad. Gracias a ella se transmiten nuestras experiencias, nuestras tradiciones y nuestros saberes. La diversidad de lenguas refleja la riqueza irreductible de nuestros imaginarios y de nuestros modos de vida ", dijo Azoulay.

La máxima responsable de la UNESCO manifestó que durante los últimos 20 años esta jornada ha perseguido proteger la variedad lingüística, fomentar la educación plurilingüe y conmemorar este año el 70° aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la que se establece que no se discriminará “por motivos de idioma”.

El Día Internacional de la Lengua Materna se festeja en todo el mundo desde el año 2000 gracias a una iniciativa de Bangladesh. El país asiático celebra cada 21 de febrero la lucha del pueblo bengalí por el reconocimiento de su propia lengua.