La lucha contra ISIS está lejos de terminar

8 Febrero 2018

El grupo ya no se esfuerza por conquistar o mantener territorios, sino en llevar a cabo, inspirar o facilitar ataques terroristas.

La comunidad internacional debe ir “un paso por delante” del grupo terrorista ISIS, que sigue representando una importante amenaza en constante evolución, según el responsable de la ONU para la lucha contra el terrorismo, Vladimir Voronkov.

En una reunión del Consejo de Seguridad, Voronkov aseguró que la lucha contra los extremistas está entrando en una nueva fase.

Aunque ISIS ha sufrido derrotas militares “importantes” durante el último año en Irak, Siria y el sur de Filipinas, el grupo y sus afiliados “siguen suponiendo una amenaza importante y en evolución” en todo el mundo, dijo al presentar un informe  preparado por la Oficina de Lucha contra el Terrorismo .

ISIS, dijo, ya no se esfuerza por conquistar o mantener territorios. Ahora, se enfoca en llevar a cabo, inspirar o facilitar ataques terroristas. El grupo está organizado como una “red global con una jerarquía plana y menos control operacional sobre sus afiliados”.

Aunque el flujo de personas que viajan a Irak y a Siria para unirse al grupo se ha frenado, los que regresan a sus países de origen, o se asientan en otras regiones, siguen presentando un serio problema para la seguridad.

Según el informe, “la maquinaria de propaganda” de ISIS “sigue deteriorándose”. Sin embargo, sus miembros y simpatizantes siguen usando redes sociales, tecnología de encriptación y la llamada dark web para comunicarse y coordinar ataques.

Los recursos financieros del grupo han caído más de un 90% desde el 2015, en gran parte por la pérdida de control de los campos de petróleo y gas en Siria.

Un reto difícil para la comunidad internacional

Fuera de Siria e Iraq, el grupo supone una “amenaza creciente” en Egipto y pretende reconstruirse en Libia para llevar a cabo ataques esporádicos. En el oste de África, grupos afines a ISIS siguen operando en Mali y países vecinos. En el este del continente, están presentes en Puntlandia y el sur de Somalia complicando la amenaza que supone Al-Shabaab. Además, ISIS sigue llevando a cabo ataques en Afganistán.

Luchar contra ISIS, que ahora es un grupo trasnacional y evoluciona rápidamente, es un “reto difícil” para la comunidad internacional, señaló Voronkov, que considera “de vital importancia” compartir información sobre la identidad de los combatientes extranjeros que regresan o se recolocan.

“No es momento de complacencias”, advirtió, “tenemos que ir un paso por delante de ISIS mientras el grupo sigue adaptándose y evolucionando”.

Para mejorar la cooperación global, regional y nacional, el Secretario General de la ONU convocará, en el mes de junio, la primera cumbre de responsables de agencias antiterroristas de los Estados miembros.

“La lucha contra ISIS y sus afiliados está lejos de terminar. Aunque haya habido éxitos significativos en los últimos ocho meses, sigue siendo un reto global que demanda una respuesta multilateral urgente y concertada”, concluyó.