Más de 13 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y protección en Siria, destaca ONU

30 Enero 2018

Naciones Unidas estima que más de 13 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Siria, según indicó hoy en Nueva York la coordinadora adjunta de Ayuda de Emergencia de la Organización.

Durante una reunión en el Consejo de Seguridad sobre la situación humanitaria en esa nación árabe, Ursula Mueller expresó su preocupación por la seguridad de los civiles atrapados por enfrentamientos en el noroeste del país.

Desde el 15 de diciembre, los ataques aéreos y combates en el sur de Idlib y el norte de Hama causaron más de 270.000 desplazamientos de civiles que abandonaron sus hogares en dirección a otras áreas de ambas provincias.

“Los campamentos para desplazados están desbordados, situación que obliga a la mayoría de estas personas a buscar refugio en unos 160 asentamientos provisionales”, añadió Mueller.

En la ciudad de Afrin, al norte de Siria, Naciones Unidas sigue de cerca la situación de 300.000 personas que se encuentran atrapadas por las hostilidades.

“Tenemos informes que indican el fallecimiento de civiles, que unas 15.000 personas tuvieron que desplazarse dentro del distrito de Afrin y unas 1.000 se trasladaron a otros puntos en la provincia de Alepo”, dijo.

Mueller también mostró su preocupación por la muerte de civiles y la destrucción de infraestructura civil en el este de Ghouta, y la situación en la ciudad de Raqqa, donde continúan los regresos a pesar de la presencia generalizada de restos explosivos de guerra.

Final de las conversaciones de paz en Sochi, Rusia

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, habló a la prensa en Nueva York, al término de las conversaciones de paz auspiciadas por Rusia en la ciudad de Sochi.

De Mistura destacó que el principal resultado de las conversaciones fue la decisión de establecer un comité que redactará una nueva constitución bajo los auspicios del proceso de Ginebra liderado por la ONU.

El mandato del comité, sus atribuciones, las facultades, el reglamento y los criterios de selección los decidirán las partes en las conversaciones de Ginebra en base a las propuestas formuladas por el Enviado Especial.

El enviado aclaró además que cada uno de los garantes -Rusia, Irán y Turquía- proporcionará alrededor de 50 nombres que podrían considerarse, como "candidatos para dicho comité", pero el órgano "probablemente" se compondrá de un máximo de 45 a 50 miembros.

De Mistura manifestó tener en su agenda la celebración de consultas, incluyendo a las partes que no asistieron a la conferencia en Sochi.

“Y les indicaré lo antes posible -porque Siria no puede esperar- cómo tengo intención de proceder con la tarea que me ha sido encomendada en virtud de la resolución 2254 . Lo que significa en la práctica establecer en Ginebra un calendario y un proceso para la redacción de la constitución. De esta manera se puede establecer y poner en marcha un Comité Constitucional”, afirmó el veterano diplomático.