Siria: Continuará la entrega de ayuda humanitaria transfronteriza en 2018

19 Diciembre 2017

El Consejo de Seguridad autorizó a las agencias de las ONU y sus socios a seguir proveyendo asistencia humanitaria a la población de Siria por un año más. Aunque millones de sirios se beneficiarán de las operaciones de apoyo, muchos más no podrán conseguir ayuda.

En la nueva resolución, el Consejo vuelve a exigir a todas las partes que cumplan con sus obligaciones según las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos. El texto, que extiende las provisiones de la resolución 2165 (2014), fue adoptado con 12 votos a favor y 3 abstenciones por parte de Bolivia, China y Rusia.

En Siria, más de 13,1 millones de personas viven en zonas de difícil accesoy cientos de miles son civiles atrapados en zonas asediadas. El nivel de violencia en el país, donde han muerto más de 250.000 personas a causa de la violencia, es “inaceptable”, subraya el documento.

Mark Lowcock, el coordinador de la ayuda humanitaria de la ONU, confirmó que el acceso humanitario está restringido en todas las áreas asediadas o de difícil acceso.

“En promedio, los convoyes humanitarios solo llegaron al 27% de las personas que deben recibir asistencia. En diciembre, ningún convoy llegó a ningún lugar asediado”, indicó en un informe sobre la situación humanitaria en Siria.

En los pueblos y ciudades asediados de Ghouta Oriental, la ONU y sus socios humanitarios solo han podido llegar a un 7% de los civiles atrapados en el transcurso de las últimas semanas.

Excepto por una pausa de dos días, ha habido bombardeos y ataques terrestres en la región cada día desde mediados de noviembre.

Los ataques más frecuentes y la ausencia de acceso humanitario hacen que la vida de las poblaciones sea “insoportable”, dijo Lowcock.

7.700 desplazamientos cada día

El jefe de las operaciones humanitarias también está preocupado por la protección de los civiles en la ciudad de Raqqa, en particular por la presencia de explosivos y minas antipersona.

Hay informaciones de muertes y accidentes de civiles por artefactos explosivos con una frecuencia “alarmante”, dijo. Además, el 80% de los edificios de la ciudad de Raqqa sufrieron daños severos y podrían colapsar, agregó.

Aunque no se informara mucho al respecto, los enfrentamientos afectaron a otras regiones de Siria, incluyendo las gobernaciones de Hama, Idleb y Alepo, indicó Lowcock.

Cerca de 2,6 millones de personas tuvieron que huir de sus casas en 2017, con un promedio de 7.700 desplazamientos al día. Octubre y noviembre fueron los peores meses del año, con 440.000 y 375.000 desplazamientos respectivamente.