El repunte de la economía mundial es una oportunidad para invertir en el Desarrollo Sostenible

11 Diciembre 2017

En 2017, el crecimiento económico mundial alcanzó el 3%, la tasa de crecimiento más alta desde 2011, y se espera que el crecimiento se mantenga estable para el próximo año, reveló el Informe Mundial sobre la Situación y Perspectivas Económicas de la ONU para 2018.

El estudio realizado por el departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, asegura que la situación económica general ofrece una oportunidad para que los países se centren en políticas de reducción de las emisiones de carbono y la desigualdad, y apoyen la diversificación para acabar con las barreras a su desarrollo.

"La situación económica mundial y perspectivas 2018 demuestra que las condiciones macroeconómicas actuales ofrecen a los legisladores un mayor alcance para abordar algunos de los temas profundamente arraigados que siguen obstaculizando el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible", declaró el Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres, durante la presentación del informe este lunes en la sede de la ONU en Nueva York.

El informe indica que la mejora de la economía es generalizada, con aproximadamente dos tercios de los países del mundo que experimentan un crecimiento más fuerte en 2017. Sin embargo, el este y el sur de Asia representaron casi la mitad del crecimiento mundial, y sólo China aporto alrededor de un tercio.

El final de las recesiones en Argentina, Brasil, Nigeria y la Federación Rusa también contribuyó al aumento en la tasa de crecimiento mundial. Este repunte fue respaldado por la mejora del comercio mundial y las condiciones de inversión.

El reporte advierte que, a pesar de la mejora de las perspectivas a corto plazo, la economía mundial sigue enfrentando riesgos, incluidos los cambios en la política comercial, un deterioro repentino de las condiciones financieras mundiales y el aumento de las tensiones geopolíticas.

También, se espera que muy pocos Países Menos Adelantados alcance la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el crecimiento del PIB de “al menos 7%” en el corto plazo.

Los avances hacia el desarrollo en este grupo de países siguen viéndose obstaculizados por deficiencias institucionales, infraestructura básica inadecuada, altos niveles de exposición a desastres naturales, así como desafíos a la seguridad y la inestabilidad política.

Descarga el informe completo aquí.