Retorno de los refugiados rohingyas a Myanmar ha de respetar las normas internacionales, indica ACNUR

24 Noviembre 2017

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) tomó nota del acuerdo alcanzado entre los gobiernos de Bangladesh y Myanmar, con respecto al retorno de los refugiados rohingyas al país birmano.

ACNUR informó hoy que no ha visto los detalles del pacto, pero enfatizó que el retorno debe ser voluntario y efectuarse de un modo seguro, acorde con las normas internacionales.

El portavoz de esa Agencia de la ONU, Adrian Edwards, señaló que en la actualidad no se cumplen esas condiciones y que el flujo de refugiados que llegan a Bangladesh continúa aumentando.

"Los refugiados siguen huyendo y muchos de ellos fueron víctimas de violencia, violaciones y graves daños psicológicos. Algunos presenciaron la muerte de amigos o familiares, y sus casas y aldeas fueron destruidas. Las profundas divisiones entre comunidades siguen sin resolverse y el acceso humanitario en el estado de Rakhine septentrional es mínimo. Es fundamental que los retornos no se produzcan precipitada o prematuramente", indicó.

Edwards añadió que es esencial abordar las razones por las cuales los rohingyas huyeron, tal y como recomendó en un informe anterior el ex Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan.