ESPECIAL: "Nuestros cascos azules salvan vidas a diario", dice el nuevo responsable de Operaciones de Paz de la ONU

24 Mayo 2017

En vista de que las operaciones de paz de las Naciones Unidas se realizan en entornos complejos y se enfrentan a múltiples desafíos, el Secretario General de la Organización, António Guterres, recalcó recientemente la necesidad de adaptar esas misiones a «un mundo en transformación».

«Las operaciones de paz están en una encrucijada. Nuestra tarea es hacerlas relevantes con mandatos claros y alcanzables, con las estrategias y el apoyo adecuados», manifestó el Secretario General el mes pasado durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre las misiones de paz. Guterres también pidió respaldo político a los 193 miembros de la Asamblea General e instó a los países contribuyentes de tropas a enviar personal profesional y comprometido.

Fue en este contexto que Jean-Pierre Lacroix asumió el cargo de Secretario General Adjunto para las Operaciones de Mantenimiento de la Paz a principios de abril. Lacroix, de nacionalidad francesa, cuenta con más de 25 años de experiencia política y diplomática y actualmente supervisa las 16 operaciones de paz de la ONU desplegadas en cuatro continentes.

Las misiones de mantenimiento de la paz no se limitan a salvaguardar la paz y la seguridad, sino que facilitan los procesos políticos, protegen a los civiles, ayudan en labores de desarme, apoyan la celebración de elecciones, protegen y promueven los derechos humanos y asisten en el restablecimiento del estado de derecho.

Los cascos azules de la ONU son desplegados en los escenarios más difíciles tanto física como políticamente, algunos sacrificando la vida, como lo evidencian los más de 3.500 fallecidos al servicio de la paz desde el inicio de esas operaciones en 1948.

Lacroix fue testigo de primera mano de estas dificultades cuando visitó las operaciones de paz de la ONU en la República Centroafricana y Mali, donde nueve efectivos murieron sólo en este mes. En una entrevista con Noticias ONU, el jefe de las misiones de paz habló sobre una serie de cuestiones como los retos a los que se enfrentan las fuerzas de paz, sus planes para hacerlas más eficientes y su enfoque para abordar la explotación y abusos sexuales.

Esta entrevista ha sido editada.

VIDEO: El Secretario General Adjunto para las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Jean-Pierre Lacroix habló a Noticias ONU sobre sus nuevas tareas. Video: Noticias ONU.

Noticias ONU: El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, dijo recientemente que las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU están en una encrucijada y se enfrentan a múltiples retos. ¿Podría describirnos esos retos?

Jean-Pierre Lacroix:Efectivamente, enfrentamos retos en nuestras operaciones de paz. Al mismo tiempo, no debemos olvidar que nuestro personal  –civiles, policías, hombres y mujeres o militares- salvan vidas todos los días. Protegen a los civiles y ayudan a los procesos de paz…También es importante reconocer el valor añadido de estas misiones y su contribución a las sociedades y naciones desestabilizadas. Creo que los miembros del Consejo de Seguridad reconocieron este papel en el debate sobre las operaciones de paz del pasado 6 de abril.

Retos, sí, tenemos muchos. Los más importantes se producen cuando nuestras operaciones en el terreno dan lo mejor de sí pero no hay procesos políticos que apoyar…o que apoyen nuestras operaciones… Necesitamos que todos –la ONU, el Secretario General, que está muy comprometido a dar apoyo a los procesos políticos- estén decididos a que salgan adelante. También necesitamos el respaldo del Consejo de Seguridad para que los procesos políticos sigan el curso adecuado. 

En algunos casos no contamos con el apoyo que esperaríamos de los gobiernos anfitriones. A menudo, nuestras misiones trabajan y se despliegan en entornos de seguridad muy exigentes, por lo que debemos estar listos para confrontar ambientes desafiantes. Es una cuestión de actitud, de equipamiento, de organizarnos para proteger mejor a nuestras fuerzas de paz, civiles y uniformadas, y para proteger mejor a las poblaciones a las que servimos.

NOTICIAS ONU: El Secretario General mencionó nueve puntos a reformar en las misiones de paz de la ONU.¿Cuáles son sus planes en los próximos meses para que esas operaciones sean más eficientes?

Jean-Pierre Lacroix: Uno de los puntos que el Secretario General señaló, más allá del elemento clave que es buscar soluciones políticas, fue que tengamos un despliegue adecuado, que optimicemos nuestros recursos y que los mandatos sean, en un momento dado, los más apropiados para la situación que enfrentemos en el terreno.

Hemos de asegurarnos de que los mandatos evolucionen de acuerdo con nuestras necesidades en el terreno.

Hemos de asegurarnos de que los mandatos evolucionen de acuerdo con nuestras necesidades en el terreno. Se han de fijar prioridades. Hemos de asegurarnos de poder finalizar o recortar las misiones. Es lo que estamos haciendo y lo que haremos en algunos casos. Tenemos que modernizar las misiones de paz continuamente. Estas son algunas de las áreas que estamos trabajando: la capacitación, la mayor contribución de los países que aportan tropas, personal civil o policía y que este personal esté listo para su despliegue. Necesitamos modernizar el equipo e incorporar nuevas tecnologías.

Un asunto muy importante es incrementar el personal femenino, tanto a nivel civil, como policial y militar. Se trata de una cuestión de paridad de género, aunque implique un largo camino por recorrer, sobre todo cuando hablamos de policías y militares. Pero, sobre todo, es una cuestión de eficiencia ya que como fuerzas de paz debemos relacionarnos con la población y estamos en mejor posición de hacerlo cuando contamos con personal femenino. Se trata de un aspecto al que vamos a dedicarnos con gran empeño.

Me gustaría hablar también sobre las alianzas. Es un punto que el Secretario General busca con gran decisión. En abril celebramos una cumbre con los líderes de la Unión Africana y queda mucho trabajo por hacer con ellos y otras organizaciones subregionales, y yo añadiría a la Unión Europea también, para sumar esfuerzos en la búsqueda de soluciones a las múltiples crisis que enfrentamos.

Hay otros ámbitos importantes en los que podemos desarrollar la cooperación, especialmente si se trata de buscar soluciones políticas de forma coordinada, que es el camino correcto a seguir, sobre todo con las emergencias en África. Por otra parte, ¿cómo podemos apoyar las operaciones desplegadas por la Unión Africana u otras organizaciones subregionales? Nuestra intención es darles un respaldo sólido.

Noticias ONU: ¿Qué apoyo espera de los Estados miembros para ayudar al éxito en el terreno de las operaciones de mantenimiento de la paz?

Jean-Pierre Lacroix: Primero que nada, necesitamos su apoyo político continuo para las operaciones de paz, de los Estados individualmente, del Consejo de Seguridad, de la Asamblea General. Es fundamental si queremos tener éxito.

Y, desde luego, necesitamos su apoyo en términos de recursos. Precisamos financiamiento de los Estados miembros y necesitamos contar con los recursos adecuados para nuestras operaciones, incluso cuando hagamos un gran esfuerzo por optimizar nuestros recursos. Además, necesitamos reducir y terminar las operaciones de paz cuando sea posible.

También requerimos contribuciones de los Estados miembros. Dependemos de sus contribuciones en tropas, equipo, etc. Y se ha logrado mucho en este punto. Desde 2015 hemos recibido más contribuciones que serán desplegables en menos tiempo, y necesitamos mantener este esfuerzo. Todavía tenemos algún déficit en capacidades críticas de ciertas operaciones. Estamos trabajando muy duro para convencer a los Estados miembros de que nos ayuden, especialmente a los que cuentan con algunas capacidades específicas.

Noticias ONU: La ONU tiene una nueva estrategia para afrontar el abuso y la explotación sexual. ¿Qué están haciendo por su parte las operaciones de paz de la ONU para evitar esta clase de abusos?

Jean-Pierre Lacroix: Tenemos que ser muy firmes y bien organizados. El Secretario General ha hecho del combate al abuso sexual una de sus prioridades y las políticas y decisiones que se han adoptado son muy claras en el sentido de que haremos todo lo que podamos para evitarlo y para lidiar con las denuncias de una forma que demuestre claramente nuestra determinación. También debemos ser organizados. Con la ayuda del coordinador especial [para mejorar la respuesta de Naciones Unidas a la explotación y abuso sexual], Jane Holl Lute, y con la participación no sólo del Departamento de Operaciones de Paz sino de otros departamentos de la Organización.

Nos hemos organizado para ser más receptivos y los países que contribuyen con tropas también son más receptivos y mucho más conscientes de la importancia de encarar la el abuso y la explotación sexual. Es claro que la determinación de los países que contribuyen tropas es mucho más firme. Así que tenemos que asegurarnos de dar la respuesta adecuada en el terreno. Además, necesitamos asegurarnos de responder al sufrimiento de las víctimas y hemos implementado mecanismos por medio de los cuales las víctimas encontrarán a alguien que se encargue de que se responda adecuadamente a sus preocupaciones.

Noticias de la ONU: La ONU celebrará el Día Internacional del Personal de Paz el 29 de mayo. ¿Cúal es su mensaje a los cascos azules que se sacrifican tanto?

Jean-Pierre Lacroix: Es un mensaje de gratitud inmensa. Hacen un trabajo extremadamente difícil e indispensable para la población a la que protegen y sirven. Y lo hacen corriendo grandes riesgos.

Muchos de nuestros cascos azules han pagado el precio más alto por ello. En 2016, perdieron la vida 90 de nuestros efectivos como resultado de su compromiso valiente de servir a la población. Recientemente sufrimos el asesinato de cuatro cascos azules en la República Centroafricana [cifra que más tarde se elevó a seis] y diez más fueron heridos. Y eso vino después de otros incidentes. También mencionaré una muerte reciente en Mali, en Timbuktú.

Continuaremos haciendo todo lo que podamos para ayudar a las comunidades, a las poblaciones civiles a las que nos han encomendado servir.

Es gratitud y no sólo gratitud sino que también les debemos todo el apoyo que podamos darles. Creo que todos compartimos un sentido de responsabilidad en el Departamento de Operaciones de Paz. Lo siento muy claramente. El equipo está muy comprometido, está muy consciente de las condiciones en que nuestra gente, nuestros colegas, operan en el terreno y está decidido a hacer todo lo posible para apoyarlos y esa es también mi postura.

Noticias ONU: ¿Y cuál es su mensaje a las comunidades?

Jean-Pierre Lacroix: Continuaremos haciendo todo lo que podamos para ayudar a las comunidades, a las poblaciones civiles a las que nos han encomendado servir. Algunas veces es muy difícil y otras no tenemos recursos suficientes para hacer todo lo que nos gustaría. Pero pueden estar seguros de que nuestro compromiso, nuestra determinación es muy firme, aun cuando enfrentemos desafíos y sea muy difícil proteger a la población. La protección de civiles, la protección de comunidades en las áreas donde estamos desplegados es nuestra misión principal. Y eso nunca lo olvidamos.

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android