ESPECIAL:La UNOCI, historia de éxito entre las Misiones de Paz

5 Mayo 2017

Las operaciones de la Misión de la ONU en Côte d'Ivoire (UNOCI) están llegando a su fin, tras haber ayudado exitosamente a ese país en el restablecimiento de la paz y la estabilidad.

Cuando el próximo 30 de junio cierre sus puertas, el hito marcará la más reciente conclusión exitosa de una operación de mantenimiento de la paz de la ONU en África Occidental, desde el cierre en 2005 de la misión de Sierra Leona.

El logro, a punto de materializarse, ha sido posible gracias a un mejoramiento  significativo de la situación de seguridad, la consolidación de la autoridad estatal, la ampliación de los servicios públicos, el fortalecimiento de las instituciones democráticas, los avances en la reforma del sector de la seguridad y un desarrollo económico estable.

Bajo la dirección de la Representante Especial del Secretario General, Aïchatou Mindaoudou, el personal civil y militar de la ONUCI desempeñó un papel fundamental en Côte d'Ivoire, particularmente  en lo que respecta a la protección de los civiles, el seguimiento del alto el fuego,  la asistencia al desarme, la desmovilización y la reintegración a la sociedad de los excombatientes, y el rechazo a los mensajes de odio desde las ondas de Radio UNOCI-FM.

En este momento, la ONUCI transfiere al equipo nacional de las Naciones Unidas tareas críticas relacionadas con la sostenibilidad de los logros alcanzados hasta la fecha.

Con las botas en el terreno

A mediados de 2004 una guerra civil dividió al país. Debido a la falta de autoridad del Estado, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 1528 que  estableció la ONUCI por un período inicial de 12 meses. Una de las tareas iniciales de la misión fue supervisar y apoyar el acuerdo de paz firmado por las partes del conflicto.

Zona de Confianza

Otro de sus deberes principales fue monitorear la Zona de Confianza -una franja de tierra que separaba el sur,  controlado por el Gobierno,  y el norte,  controlado por la oposición- al tiempo que restauraba la cordialidad entre los contendientes para reunificar al país.

En 2007, en virtud del Acuerdo Político de Uagadugú, la ONUCI estableció 17 puestos de observación de la denominada "Línea Verde", que sustituyeron a la Zona de Confianza. Estos se mantuvieron vigentes hasta julio de 2008, fecha en que el último puesto fue cerrado.

Atrapados en la batalla

Durante varios años, la ONUCI fue llamada a responder a numerosos desafíos. En enero de 2006, manifestantes juveniles progubernamentales salieron a la calle después de que un equipo autorizado por la ONU apoyara la disolución del Parlamento, cuyo mandato había expirado.

Después de cuatro días de  protestas violentas en las que instalaciones humanitarias y de mantenimiento de la paz de la ONU fueron atacadas, cientos de empleados de la ONU fueron evacuados.

En esa oportunidad, el Consejo de Seguridad decidió fortalecer las fuerzas de la ONUCI con el despliegue temporal de un batallón adicional de la misión de la ONU en Liberia.

Luego, en 2010, el país fue empujado nuevamente a la guerra civil cuando el presidente en funciones Laurent Gbagbo se negó a dimitir después de perder las elecciones ganadas por  Alassane Ouattara. Los comicios fueron  supervisados por la ONU.

Durante un período en que se intensificaron los combates, y a pesar de ser objeto de ataques,  la UNOCI continuó protegiendo a los civiles.

Finalmente, Gbagbo  aceptó los resultados y Ouattara fue inaugurado como presidente en mayo de 2011. Los disturbios postelectorales provocaron 3.000 muertos y el desplazamiento de 300.000 personas.

La ONUCI facilitó un diálogo político incluyente, que culminó con dos elecciones presidenciales y legislativas en 2011 y 2016, y un referéndum. Entre otros logros, la misión fortaleció a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que ayudó a disminuir las violaciones de las garantías básicas y ayudó a desarmar y a reintegrar a la sociedad a  70.000 combatientes.

@media only screen and (min-width: 760px),screen9{#PhotoHolder3 #PhotoCrop{max-height:770px;/* sets max-height value for all standards-compliant browsers */width: 134%;margin-left:-60px;margin-top: -192px;}#story-headline{font-size: 4.8em;line-height: 1.1em;color:#fff;position: relative;top: 20px;margin-left:0em;text-shadow:10px 10px 10px rgba(0,0,0,0.8);width:110%;color:yellow;}}#sidebar{display:none;}div#story-content .span8 {width:80% !important}#fullstory p{font-size:14px;line-height:1.7em;}strong{font-size:1.2em;line-height:1.7em;xfont-family:Georgia,"Times New Roman",Times,serif;}li{font-size:15px;xline-height:1.7em;}blockquote{font-size: 1.2em;line-height: 1.5em;font-style:italic;}

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android